|

A treinta años del debut de Diego Maradona

Fue en cancha de Argentinos, vistiendo los colores del “Bichito” en un partido frente a Talleres.

Foto Agencia Télam

Diego Armando Maradona, entró en el segundo tiempo y en la primera jugada le tiró “un caño” a un rival.

Diego Armando Maradona, el mejor futbolista de la historia, cumple este viernes 30 años de su debut profesional, alejado de los campos pero cercano al ambiente en que creció y se formó como hombre y deportista.
Apenas con 15 años y a diez días de cumplir los 16 (nació el 30 de octubre de 1960), Diego jugó su primer encuentro en primera división el 20 de octubre de 1976, cuando su equipo, Argentinos Juniors, perdió por 1 a 0 con Talleres, de Córdoba, en la cancha de Juan Agustín García y Boyacá.
En ese encuentro Maradona ocupó el banco de suplentes durante el primer tiempo y en el segundo, su entrenador de entonces, Juan Carlos Montes, decidió que reemplazara a Pablo Giacobetti.
En la primera acción de juego Maradona le tiró un caño a Juan Domingo Cabrera, el mediocampista encargado de marcarlo en el conjunto cordobés.
El 27 de febrero del año siguiente Maradona debutó, ya con 16 años en el selecionado argentino dirigido por César Luis Menotti, en un partido que goleó a Hungría por 5 a 1. En el segundo tiempo de ese partido Diego reemplazó al delantero Leopoldo Jacinto Luque.
Sin embargo, en 1978 sufrió una de sus mayores decepciones, al ser excluido del plantel que ganó el mundial de Argentina 1978.
Al año siguiente integró el seleccionado argentino que ganó el título mundial juvenil en Japón, cuando en la final derrotó a la Unión Soviética por 3-1. Maradona convirtió un gol de tiro libre.
Luego fue transferido a Boca Juniors, con el que ganó el torneo Metropolitano de 1981, dirigido por Silvio Marzolini.
En 1982 pasó a Barcelona, donde jugó dos temporadas y sólo ganó una Copa Del Rey (1984). En la temporada 82-83 actuó en 20 partidos y convirtió once goles, mientras que en la 83-84 disputó 16 encuentros y anotó la misma cantidad de tantos.
Napoli de Italia -que no había ganado un campeonato de Liga hasta su incorporación-, lo contrató en 1984, donde cumplió la más fructífera etapa de su carrera.
De ese entonces pasaron 22 años, De su debut, 30. Pero Maradona está por encima de cualquier encasillamiento cronológico.
Es el único futbolista del planeta “autorizado” a ingresar en el ??Túnel del tiempo?? y volver del pasado al presente sin “perder el bigote”, como diría Joan Manuel Serrat.

Fuente Agencia Télam
blog comments powered by Disqus