Por conmemorarse hoy 5 de junio el “Día Mundial del Medio Ambiente” la ONU alerta sobre el cambio climático. Temperaturas más altas, sobreconsumo de energía y emisión de gases tóxicos forman parte del círculo vicioso que amenaza al planeta y que sólo podría mitigarse con medidas globales. Según el informe, cientos de millones de personas sufrirán las consecuencias de la catástrofe.

Cientos de millones de personas sufrirán los efectos del cambio climático en el planeta, indica un informe de Naciones Unidas (ONU) difundido ayer, mientras los expertos demandan medidas más concretas por parte de los gobiernos, en la víspera del Día Mundial del Medio Ambiente.
El cambio climático fue considerado en ese informe como un círculo vicioso: temperaturas más altas llevan a menos hielo y nieve y ello causa que la tierra y el mar tengan que absorber más luz solar, lo que aumenta aún más las temperaturas.
“Sólo la pérdida de nieve y de los glaciares de las montañas de Asia afectaría a aproximadamente el 40% de la población mundial, señala el capítulo “Perspectiva Global sobre la Nieve y el Hielo”, dentro del informe de Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).
En tanto, expertos de Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) señalan que las políticas que intentan mitigar los efectos del cambio climático no son suficientes.
“Si continúa el incremento de la población, el sobreconsumo de energía y la falta de tecnología que permita ahorrar energía no se llegará a mitigar el desastre ecológico”, dijo a Télam Osvaldo Canziani, científico del Panel Intergubernamental de Cambio
Climático (IPCC).
El organismo creado en 1988 por la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y el PNUMA estudia, entre otros aspectos, los efectos, la vulnerabilidad y la adaptación del planeta al cambio climático.
Esos cambios anticipan desastres ecológicos si no se toman medidas globales, una de las cuales consiste en el control de la emisión de gases de efecto invernadero por parte de los países que, según el protocolo de Kyoto (Japón), tienen “responsabilidad diferenciada” en este tema.
Según el último informe del IPCC, los gases de efectivo invernadero, presentes en la atmósfera, son de origen natural y `atrapan?? la energía que irradia la tierra y que permiten que la vida sea posible.
“El problema surge cuando esos gases aumentan, y eso es lo que ha sucedido, han aumentado en la atmósfera por acción del hombre a lo largo de los años”, dijo Canziani.
Las concentraciones globales en la atmósfera de dióxido de carbono, metano y óxido nitroso han aumentado marcadamente como resultado de las actividades humanas desde 1750, según del IPCC.
El cambio climático será abordado como asunto principal en la Cumbre del Grupo de los 8, que comenzará hoy en Alemania.
China y Estados Unidos, los dos países más contaminantes del mundo, presentaron sus respectivas propuestas para mitigar los efectos del calentamiento del planeta.
Si bien China no considera aceptable que se impongan a los países en desarrollo compromisos en la reducción de emisiones, fija la meta de reducir el consumo energético un 20% en 2010.
A través del Programa Nacional Contra el Cambio Climático, ese país se compromete a reestructurar su economía, promocionar las tecnologías limpias y mejorar la eficiencia de energía, informó la agencia china Xinhua.
El presidente de Estados Unidos, George Bush, propuso antes de ayer que los 15 países que más contaminan en el mundo se reúnan y determinen hasta finales de 2008 una meta de emisiones de gases que producen el efecto invernadero.
En Argentina, el cambio climático amenaza con lluvias, tormentas y granizos intermitentes y erráticos, tornados desde La Pampa hacia el Norte y la alteración del área del Río de la Plata y el Delta por inundaciones y cambios del nivel del mar.
También se vaticina la reducción de la producción de energía hidroeléctrica por falta de agua en la zona de Cuyo, el noroeste y una parte de la Patagonia.

Fuente Agencia Telam