La campaña 2006/2007 arrojó una producción de 47,5 millones de toneladas gracias al crecimiento de la superficie cultivada y del rendimiento, según un estudio privado.

La combinación de mayores superficies dedicadas al cultivo (15,92 millones de hectáreas) y los elevados rendimientos (29,8 quintales por hectárea promedio) hicieron posible este “récord histórico”, señaló la Bolsa de Cereales de Buenos Aires en su Panorama Agrícola Semanal.

De las casi 16 millones de hectáreas sembradas con la oleaginosa en la presente campaña, 72% correspondió a la soja de primera, con un rendimiento promedio de 32,5 qq/ha y el resto a la de segunda, 25,8 qq/ha. Dentro de la denominada “zona núcleo”, en el este de Córdoba y el sur de Santa Fe se alcanzaron los 35 quintales para los plantíos de primera siembra y 31 quintales para los de segunda. En tanto, en la región comprendida por el extremo sur santafecino y el norte de Buenos Aires se obtuvo un rinde superior a 37 quintales en los cultivos tempranos, similar al conseguido en zonas periféricas a la líder como en el sur y sudoeste de Córdoba. El trabajo destacó la “muy buena performance” que tuvieron las provincias norteñas, en especial la de Tucumán en el Noroeste Argentino (NOA) y la de Santiago del Estero en el Nordeste del país (NEA).

Fuente Infobae