Ayer la protesta duró varias horas. Piden una solución urgente para seguir trabajando en sus establecimientos. Hoy vuelven a la ruta por su disconformidad ante el silencio oficial.

Foto Ellitoral.com

A tres meses de la inundación de marzo que azotó a gran parte de la provincia, algunos productores lecheros de Santa Fe no pueden volver a ponerse de pie. Un grupo de tamberos que se vio muy afectado por las consecuencias que generó el último fenómeno hídrico y las inclemencias climáticas del mes de diciembre se manifestaron sobre la Ruta Nacional 19, en el acceso a San Jerónimo Norte.

Necesitan una respuesta urgente para poder seguir trabajando

Con quema de cubiertas, maquinarias agrícolas y pancartas (con la leyenda “tamberos presentes gobierno ausente”), productores lecheros de San Carlos, Esperanza, San Jerónimo Norte, Las Tunas, Franck, San Jerónimo del Sauce, San Carlos Norte y Santa María se concentraron en este corte. Durante varias horas, el tránsito se vio interrumpido y los vehículos tuvieron que desviar parcialmente por caminos alternativos. Los referentes del sector tenían previsto manifestar hasta la tarde.>
Al respecto, el presidente de la Federación de Centro Tamberos (Fecet), Gustavo Colombero, manifestó: “Seguiremos haciendo cortes temporarios e implementando distintas medidas hasta que aparezcan las respuestas que requerimos del gobernador de la provincia, Jorge Obeid“. >
Aproximadamente, 300 productores lecheros de Esperanza, Humboldt, San Jerónimo Norte, Empalme San Carlos, Pilar, entre otras localidades de la zona, son los que se encuentran más complicados.
Por esta razón, “cada uno de estos productores deberían recibir entre 30.000 y 40.000 pesos por unidad productiva para poder continuar en la actividad”. Sin embargo, “la última oferta que nos dieron la semana pasada se ubica entre los 3.000 y 10.000 pesos por productor. Estos montos no nos alcanzan”, advirtió el titular de Fecet.
Si bien se anunciaron muchas medidas, “lo único que está operativo es el subsidio de 5 centavos por litro de leche y algunos rollos que, hasta el momento, son muy pocos”.
A pesar de esto, “son muchas las demoras que existen en la implementación de algunas de las medidas que se habían anunciado”.

Muy complicado

Para Colombero, “no se puede esperar más”. Se necesita “una ayuda muy rápida en dinero porque esta situación es realmente complicada y se está produciendo en condiciones muy difíciles”.
En varios establecimientos, se registra “una caída de la producción”; otros, están trabajando sin pasturas y se ven obligados a comprar insumos, con lo cual, todo se encarece. Esto no da para más”, dijo el titular de Fecet.
Puntualmente, “en San Jerónimo Norte cerraron varios tambos y otros están produciendo sólo un 30% de su capacidad”.
Por lo tanto, con estas medida -corte de ruta- “no cerramos el diálogo con las autoridades pero estamos pidiendo que nos escuchen. Queremos saber a ciencia cierta cuánto es el dinero que nos van a dar y en qué plazo”, concluyó Colombero.
Fuente ElLitoral.com