|

Nuevas negociaciones para destrabar el conflicto gremial que dejó sin gas a millones de personas

Tras el cuarto intermedio dispuesto anoche, representantes de las empresas petroleras, dirigentes gremiales y autoridades del Ministerio de Trabajo volverán a reunirse hoy. Los trabajadores de gas privado decidieron continuar con el paro cuyos efectos se sienten en el suministro de garrafas en varias provincias. Representantes de las empresas petroleras, dirigentes gremiales y autoridades del Ministerio de Trabajo esta noche pasaron a cuarto intermedio hasta este martes en la negociación del conflicto que por cuestiones salariales motivan medidas de fuerza de los trabajadores del gas privado, que repercuten sobre el suministro de gas en garrafa.

Al término del encuentro de este lunes por la noche en la cartera laboral con el sector empresario, el titular del gremio en conflicto, Alberto Roberti, ratificó la continuidad de las protestas ya que la propuesta patronal para arribar a un acuerdo fue “nula”.
El cuerpo de delegados de la Federación Argentina Sindical de Petróleo y Gas Privados (FASPYGP) analizará desde las primeras horas de este martes los pasos a seguir en el conflicto, informó Roberti, quien agradeció la voluntad para alcanzar soluciones por parte de las autoridades laborales, que estuvieron encabezadas por el director nacional de Relaciones del Trabajo, Ariel Schuster.
“Queremos destacar la voluntad del Ministerio de trabajo para solucionar el problema pero lamentablemente la propuesta de los empresarios es nula”, explicó el sindicalista.
Para los gremialistas el sector empresario “está en condiciones de acceder a los reclamos salariales de sus empleados”, pero “están persiguiendo una cuestión tarifaria y nos tienen de rehenes a todos, a los trabajadores, al pueblo y posiblemente al gobierno”, afirmó Roberti.
El gremio negó que las plantas estén tomadas aunque reconoció que los huelguistas “permanecen en forma pacífica en sus lugares de trabajo”.
La falta de garrafas (GLP) se siente cada vez más en Buenos Aires y en varias provincias del interior del país, a raíz de las medidas de fuerza que llevan adelante los trabajadores petroleros.
Sobre esta situación, el gerente de la Cámara Argentina de Distribuidores de Gas Licuado, Osvaldo Spanu, advirtió que hay unos 16 millones de usuarios sin garrafas. “Hoy no tenemos producto para distribuir y se agotaron los stock, por lo que la distribución está colapsando”, dijo.
La FASPyGP reclama el pago de un plus de 25 pesos por día trabajado que acordó con las empresas en septiembre y una suma fija de 1.500 pesos en tres cuotas no remunerativas.
En este contexto, la provincia de Corrientes solicitó al gobierno nacional la aplicación de la Ley de Abastecimiento del gas, con la finalidad de “garantizar un servicio mínimo destinado a atender los requerimientos del combustible en diferentes áreas como la atención de la salud pública y establecimientos educativos”.
Una medida de características similares fue solicitada además por los gobiernos de las provincias de Formosa, Misiones y Chaco.
Mientras tanto se verificaron también inconvenientes en la provisión de gas envasado en Catamarca y Jujuy, donde la planta La Distribuidora S.R.L, que tiene su radio de venta al sur y oeste de la provincia, informó que desde hace siete días no cuenta con cilindros ni garrafas para la venta, causando molestias en la clientela.

blog comments powered by Disqus