|

Lentamente, se normaliza la entrega de garrafas en el interior del país

La Federación Argentina Sindical del Petróleo y Gas Privados (FASPyGP) resolvió hoy levantar el paro de trece días al arribar a un acuerdo salarial con los empresarios del sector, luego de intensas negociaciones llevadas a cabo en el Ministerio de Trabajo. La medida de fuerza quedará sin efecto esta medianoche y por su duración afectó a una gran cantidad de usuarios en diferentes puntos del país, estimados en 16 millones de personas.

De acuerdo con lo señalado por el secretario gremial de la FASPyGP, Alberto Roberti, los empresarios accedieron a pagar a los trabajadores los reclamados 25 pesos diarios de plus, además de un adicional de mil pesos a pagar en dos cuotas en enero y marzo del año próximo, lo que representa una resignación de 500 pesos respecto del pedido inicial.
En declaraciones a la prensa, Roberti manifestó que “se ha cumplido el objetivo” de los trabajadores “en un 90 por ciento del reclamo”. De todas maneras, Roberti no ocultó su disconformidad con la actitud de los empresarios, al decir que “no estuvo a la altura de las circunstancias” y que de haber accedido al reclamo con anterioridad “tal vez se hubiera podido haber evitado los once (sic) días de paro”.
Por el contario, el gremialista agradeció “al Estado nacional” y en particular “al ministro y a la secretaria de Trabajo (Carlos Tomada y Noemí Rial)”, por haber ofrecido “toda la cooperación posible” para acercar a las partes.
Sindicalistas y empresarios no habían podido arribar el lunes a un acuerdo y a las 22:40 pasaron a un cuarto intermedio hasta la tarde de hoy. Antes de reanudar las negociaciones, Roberti había alertado que si las empresas no cumplían el compromiso de mejorar los ingresos de los trabajadores sería “muy difícil avanzar” en el conflicto.
Al respecto, el dirigente sindical precisó que “las empresas plasmaron un compromiso con los trabajadores en setiembre último y después adujeron que no podían llevarlo adelante porque los números del sector no estaban bien”. “Nosotros intuimos, y después lo certificamos que estaban detrás de un aumento tarifario”, afirmó Roberti, quien señaló que “seguramente a ninguna de las empresas le gusta que le apliquen retenciones, pero es el lógico aporte que deben hacer a la comunidad”.
Destacó que el petrolero “es un sector poderoso, quizás uno de los dos a los que mejor les va en el país”, y propuso “observar los balances que trasmiten a sus casas matrices: son números realmente importantes”.

Fuente DyN
blog comments powered by Disqus