Llenar las mochilas en el 2008 va a costar más que hace un año atrás, cuando los chicos se aprestaban a iniciar el pasado ciclo escolar.

Foto Archivo www.fmspacio.com

En las vidrieras y las estanterías de las librerías locales ya se ve que los útiles escolares aumentaron entre un 10 y 20 por ciento a lo largo de 2007. Y los dueños lo admiten. Lo que se ve en los comercios locales aún no ha sido corroborado por el organismo estatal encargado de evaluar los vaivenes de los precios, la Dirección de Comercio Interior de la Provincia. Desde allí indicaron que suelen efectuar dos operativos para medir los útiles escolares: uno a principios de febrero y otro unos días antes de que comiencen las clases. El primero, anticiparon, estará listo la próxima semana.

“Han variado”, aceptó uno de los socios gerentes de la librería Once. Y la generalización tiene una intención: “No se puede decir que aumentó mucho uno, sino que todos fueron subiendo progresivamente”. Aunque el papel y el plástico (derivado del petróleo) son los que más pesan a la hora de la valoración total. Desde El Foro coinciden en la estimación, y señalan al papel como el producto que va a la cabeza en la carrera de subidas.
¿La razón? “Es muy sencillo”, asegura Marcelo desde su local de Rivadavia e Hipólito Yrigoyen: “A la persona que hace abrochadoras, le aumentaron la pintura y la chapa en un 20 por ciento, y ese precio se traslada”. A pesar de esto, Marcelo confía que no volverán a incrementarse ni que “haya más movimientos” antes de que comiencen las clases, salvo que “exista mucha más demanda, pero tendría que ser notorio”.

A nivel nacional

Los que sí evaluaron los precios fueron los del Centro de Educación al Consumidor (CEC) que, según admitieron a El Litoral, detectaron la subida en un promedio del 30 por ciento con relación a los precios del año pasado.
Entre los más notorios destacan la indumentaria, como los guardapolvos, uniformes y calzados, y las mochilas.
El CEC destacó también que los cuadernos y los repuestos de hojas treparon entre un 25 y 35 por ciento. La Asociación de Defensa de los Consumidores y Usuarios de la Argentina también admite la suba, aunque sólo entre un 15 y 20 por ciento.
La Secretaría de Comercio Interior de la Nación reaccionó ante la situación. Desde el organismo declararon a El Litoral que prevén reunirse el próximo jueves con los principales productores y distribuidores de útiles escolares, para planificar la proyección de los precios para el resto del año. La intención, en suma, es “programar” y que el valor esté “acorde a lo que tiene que ser”. Ante la pregunta ¿qué es lo que tiene que ser?, se limitaron a responder que hay que esperar hasta jueves para averiguarlo.