La suba comenzó a regir desde la hora cero de hoy martes 26. Las autoridades provinciales del área justificaron el incremento en las variaciones de costo que sufrieron las empresas que brindan el servicio.

Foto Archivo www.fmspacio.com

Mencionaron los salarios como uno de los ítems que generan mayor impacto. Por decreto N° 418, el Poder Ejecutivo santafesino autorizó un aumento tarifario para las líneas del transporte interurbano de pasajeros. Según dijo el subsecretario de Transporte de la provincia a El Litoral, la actualización implicará un incremento del orden del “diez por ciento” en las líneas de corta distancia, y de “aproximadamente el 15 por ciento” para las de media y larga.


Alejandro Boggiano aseguró que éste es el único aumento autorizado después de la última actualización que se dio por decreto el 22 de mayo del año pasado. El funcionario admitió que, a fines de 2007, las empresas del sector habían exigido una actualización antes de que terminara la gestión del gobernador Jorge Obeid.
Y recordó que, ante la negativa del ex mandatario de firmar el decreto, algunas firmas comenzaron a aplicar una suba de alrededor del veinte por ciento de manera unilateral. Sin embargo, Boggiano aseguró que “las propias empresas retrotrajeron aquella situación a la original, con lo que debieron anular los aumentos que no estaban autorizados y, en consecuencia, no eran legales”.
El aumento, según confirmó Boggiano y tal cual lo señala el decreto, comenzará a regir, a partir de la cero hora del 26 de febrero, es decir, mañana.

Argumentos

En los considerandos, el decreto plantea y justifica el aumento de tarifas a partir de “la incidencia de mayores costos que se han producido a efectos de mantener en condiciones aceptables la prestación de las categorías de servicios de transporte público de pasajeros, por constituir un servicio público esencial para la comunidad”.
Sigue diciendo el texto que durante estos meses “se han producido múltiples variaciones en los costos de explotación, afectando significativamente rubros como chasis, carrocerías, lubricantes, neumáticos, repuestos y salarios”.
Respecto de los sueldos, se lo señala como el rubro de “mayor relevancia, ya que las actualizaciones que centralizadamente se otorgan sobre los haberes de los empleados del transporte público agravan la crisis estructural preexistente, principalmente en el interior del país, tornando imposible que los empresarios del sector puedan afrontar el incremento con el actual cuadro tarifario y sin actualizaciones efectivas de subsidios nacionales”.
El decreto hace referencia a los estudios de costos que tanto la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) como la Consultora Ejecutiva Nacional de Transporte (Cent) y el Grupo de Estudios sobre Transporte realizan para la Subsecretaría, y que le permiten a ésta tener una base “racional” para futuras actualizaciones.
Precisamente en ese marco es que consideran “necesario el dictado de medidas que coadyuven a compensar el desfasaje resultante, viabilizando la continuidad de las empresas prestadoras y, en consecuencia, los servicios a los usuarios”. De allí que se autorice la suba.

Precisiones

Para las líneas interurbanas de pasajeros, el decreto que lleva las firmas de Hermes Binner y del ministro de Servicios Públicos, Antonio Ciancio, establece para caminos con pavimento, por km 0,08855805 centavos; para caminos sin pavimento, por km 0,13377498 centavos y una tarifa mínima de 1,36 pesos. En todos los servicios a domicilio y aquellos que se presten con aire acondicionado, se autoriza el cobro de un adicional del 25 % sobre la tarifa correspondiente.
Para las líneas urbanas interjurisdiccionales, la tarifa mínima será de 1,30 pesos, con una base a aplicar por terminal de 0,44541582. En todos los servicios a domicilio y aquellos que se presten con aire acondicionado, se autoriza el cobro de un adicional del 15 % sobre la tarifa correspondiente.