De los casi 25 mil docentes que votaron en toda la provincia, 15 mil se pronunciaron a favor de aceptar la propuesta que le hizo al magisterio el gobierno de Binner. El incremento salarial es retroactivo al 1° de febrero.

Foto ElLitoral.com

Con un resultado inobjetable, el magisterio público de la provincia de Santa Fe dio el “si”: casi duplicando a los que proponían el rechazo, los maestros aceptaron la propuesta oficial dada a conocer días atrás por la propia ministra de Educación, Elida Rasino, en el marco de las paritarias locales.

De los 25 mil que emitieron su sufragio en las últimas 48 horas, el 65 % lo hizo a favor de la propuesta del gobierno y aproximadamente 9 mil se manifestaron en contra.
Los primeros guarismos indicaban que sobre 24.584 docentes que votaron, 15.203 mocionaron por aceptar la propuesta y 9.162 propusieron el rechazo, sumando las mociones que proponían la implementación de medidas de acción directa (8.270 votos), declarar insuficiente la propuesta (609 votos) y no aceptar (283 votos).
Este resultado se anunciaba con la primera votación de la mañana, cuando la suma de sufragios indicaba que 10.500 maestros lo habían hecho a favor del acuerdo firmado por la Ctera con el gobierno de Cristina Fernández en las paritarias nacionales. Cerca de 7 mil lo hicieron en contra.
De esta manera, un maestro con el mínimo de antigüedad cobrará $1480 ($1370 más $110 de incentivo docente), en tanto aquel con el máximo de años en servicio -24 años- cobrará $2050 ($1940 más $110 de incentivo docente). Aunque desde el lunes la docencia cobrará los haberes de febrero, el incremento y el pago de la ayuda especial de $ 220 para compra de material didáctico (por única vez) se abonará en marzo por planilla complementaria.
El gobierno de Hermes Binner propuso además modificaciones en el sistema de ingreso a la carrera docente con la creación de “juntas de escalafonamiento docente”, el envío de un proyecto de ley de paritarias, creación de nuevos cargos, traslados, abordaje preventivo de la salud laboral y perfeccionamiento gratuito en servicio para el sector, entre otros.
Fuentes gremiales indicaron que fue el conjunto de la propuesta (“viejos reclamos de la docencia vinculados a sus condiciones de trabajo”) y no sólo el incremento salarial, lo que explica en buena medida la inclinación masiva de los maestros en favor del ofrecimiento oficial.

Dos a uno

Las negociaciones entre los docentes y el gobierno provincial comenzaron hace tres semanas. Esta mañana se realizó la asamblea provincial de Amsafe de donde surgió la decisión final de los maestros respecto de la aceptación de la propuesta. Los primeros datos que llegaron de las delegaciones gremiales más numerosas de la provincia parecían anunciar un resultado disputado, escenario que al final de la jornada se había invertido.
En el departamento La Capital -y en consonancia con las 3 mociones que promovían la aceptación del ofrecimiento y sólo una en contra- 3390 docentes se pronunciaron a favor de aceptar la propuesta y 500 por el rechazo. Por el contrario, en Rosario fueron 4599 los que votaron por el paro y 1577 por la aceptación: en el sur provincial, 3 mociones propusieron el rechazo y sólo una la aceptación.
Sin embargo, más allá de los sufragios que proponían no comenzar las clases (provenientes de departamentos del sur santafesino), los maestros del resto de la provincia lo hicieron a favor y determinaron la indiscutible aceptación.