|

El conflicto agropecuario y el sector lechero

La Junta Intercooperativa de Productores de Leche (JIPL), entidad que representa a más del 20 % de los productores y empresas lácteas del país, frente al desenvolvimiento de la medida de fuerza del sector agropecuario, se dirige a los diferentes miembros de la cadena láctea, a los gobiernos nacional y provinciales y a la opinión pública en general. Que nuestra entidad entiende los motivos que han llevado al genuino productor a manifestarse por la necesidad de introducir cambios en la política agropecuaria de nuestro país. Detallamos distintos puntos que tiene en cuenta esta “Junta”.

  1. Que existe un amplio margen para diseñar e implementar una política que podría compatibilizar el objetivo social de distribución del ingreso y protección de los más débiles, con la obvia necesidad de establecer reglas claras y racionales que permitan el crecimiento del sector más competitivo de nuestra economía.
  2. En esta línea, debemos llamar la atención sobre las necesidades específicas del sector lechero nacional, que necesita de mecanismos de políticas públicas que garanticen el pleno abastecimiento del mercado interno y la consolidación de un creciente corriente exportadora, contribuyendo a la sustentabilidad de miles de pequeños y medianos productores de una amplia región del interior del país..
  3. Finalmente, es nuestro deber informar que las medidas de fuerza que se están llevando a cabo complican el ingreso de la leche cruda a las plantas e imposibilitan la salida de productos elaborados con destino a los mercados. Esta situación generará la ruptura del flujo normal de pagos en toda la cadena (proveedores de insumos agropecuarios e industriales, productores, empleados, distribuidores y comercios).
  4. Por todo lo expuesto, nos sumamos al reclamo de un diálogo franco y amplio entre las partes, que brinde inmediata respuesta a las necesidades del sector y de la sociedad en su conjunto.
blog comments powered by Disqus