|

El agro advirtió sobre la fuerza del reclamo de las bases

Antes de volver a la mesa de negociación, el titular de la Sociedad Rural afirmó que las soluciones deberán adecuarse a las demandas de quienes se movilizaron en las rutas; Alberto Fernández (Foto) recibe esta tarde a las entidades. Con el antecedente positivo de la reunión con Cristina Kirchner el viernes pasado pero con los mismos reclamos. Así llegarán los presientes de las cuatro entidades del campo a la Casa Rosada para escribir un nuevo capítulo en la negociación con el Gobierno.

El anfitrión del encuentro de esta tarde será el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, el principal negociador del Gobierno desde que se desató la crisis con el agro, y el ministro de Economía, Martín Lousteau.
Los presidentes de la Rural, Luciano Miguens; de CRA, Mario Llambías; de Coninagro, Fernando Gioino y de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, llegarán a la Casa de Gobierno con sus asesores.
Esta mañana, Miguens ratificó que el rechazo a la suba de las retenciones estará entre los temas que se llevarán a la Casa de Gobierno y advirtió que las soluciones que se auerden deberán adecuarse a la “dimensión” que el reclamo del sector adquirió en las bases.

“Diálogo real”

“Las soluciones tendrán que ir apareciendo, pese a que no podemos pretender que en pocos días se logre el total del reclamo: hay que ir encontrando soluciones concretas. Esperamos es que estas reuniones sean un diálogo real y que se intercambien ideas”, planteó el dirigente en declaraciones a radio Continental.
“La dimensión que tomó el reclamo en las bases condiciona que la respuesta del Gobierno sea adecuada a la fuerza de esos reclamos”, advirtió en alusión a quienes lideraron los cortes de ruta en distintos puntos del país.
Enseguida añadió: “Cómo dirigentes tenemos que lograr que en esa mesa de trabajo se formalicen soluciones que hagan a una política agropecuaria, que englobe a la agricultura, la ganadería y las economías regionales”.

“Son parte”

También el vicepresidente de la Rural, Hugo Biolcatti, ratificó que el reclamo por las retenciones estará entre los planteos centrales de la reunión de esta tarde. “Las retenciones móviles son parte de la política agropecuaria que hay que discutir. No se puede separar. Me parece que el tema hay que tocarlo íntegramente. No se puede escapar que uno no puede producir con un precio máximo por cuatro años”, señaló en declaraciones a radio América.
Sobre los resultados que pueda arrojar el diálogo con el Gobierno, el dirigente advirtió que “hay una crisis de confianza en la gente sobre cumplimiento de promesas”, por lo que señaló que “hay que ver resultados”.

Casi gracioso

En este contexto, Biolcatti rechazó uno de los argumentos a los que suele apelar el Gobirno para justificar el aumento a los derechos de exportación.
“El Gobierno dice que aumentan las retenciones a la soja para favorecer la carne, la leche y el trigo, lo que es realmente casi gracioso, porque si la carne, la leche y el trigo han caído en su rentabilidad y en su actividad es por la misma acción del Gobierno que nos ha perjudicado, como ahora perjudican a la soja en los próximos cinco años”, embistió.
En la misma línea, en declaraciones a radio Global Station, evaluó que la reunión del viernes último con Cristina Kirchner “fue un signo político favorable, pero no más que eso”.
Además de la última suba a las retenciones a la exportación de granos, la medida que desató el paro del campo que duró 21 días, los dirigentes del sector quieren empezar a ampliar el espectro de temas a evaluar con las autoridades.

Otros temas

Puntualmente, en la agenda figura la normalización de los mercados de leche, carne y trigo, productos en que, según los ruralistas, la intervención del Estado atenta contra la rentabilidad y dificulta las exportaciones.
También pretenden discutir mecanismos para avanzar en la diferenciación entre grandes, medianos y pequeños productores.
En los planes del Gobierno, en tanto, no aparece la posibilidad de dar marcha atrás con la suba a las retenciones, aunque sí la voluntad de extender la cantidad de temas vinculados con el sector que se vayan a poner sobre la mesa.

Propuesta oficial

La administración de Cristina Kirchner pretende consensuar políticas para carne, lácteos, granos y economías regionales para luego dar forma aun plan integral agropecuario.
En lugar de dar marcha atrás con la suba a las retenciones, dispuesta el 11 de marzo pasado, el Gobierno pretende encontrar alternativas para hacer más rentable la actividad de pequeños y medianos productores.

blog comments powered by Disqus