|

En un clima crispado, el Gobierno vuelve a recibir al agro

Alberto Fernández citó a los presidentes de las cuatro entidades para abordar temas vinculados a granos y carne; escepticismo entre los dirigentes.

Tras casi una semana de reuniones sin resultados y en medio del creciente clima de crispación entre los ruralistas, el Gobierno volverá a reunirse a nivel político con la máxima dirigencia del campo para presentar propuestas destindas al sector cárnico y de granos.

Alberto Fernández citó a los presidentes de la Sociedad Rural, Luciano Miguens; de CRA, Mario Llambías; de Coninagro, Fernando Gioino y a Eduardo Buzzi, de Federación Agraria. Los recibirá esta tarde en la Secretaría de Agricultura, según confirmaron a  LANACION.com  fuentes oficiales.
Los voceros añadieron que durante el encuentro se harán propuestas referidas a la carne y al sector granos.

Escépticos

Frente a las últimas trabas en el agro reina el escepticismo. Desde las entidades, indicaron a LANACION.com que el encuentro con el jefe de Gabinete “no es nada fuera de lo normal” ya que no bien comenzaron las negociaciones se había acordado tener una reunión semanal con el funcionario para debatir el estado de situación de las negociaciones técnicas.
En este sentido, advirtieron que si lo que se anuncia es la reapertura de los mercados de carne y maíz, nada cambiará en el manejo del conflicto.
Los ruralistas razonan que esas medidas sólo servirían para “volver a la normalidad” y no implicarían mejoras respecto de otras cuestiones de fondo, como la suba a las retenciones. “Si se abren las exportaciones y no se hace nada con el precio máximo del trigo seguimos igual. Estaríamos ante otra Subsecretaría Rural”, graficaron en alusión al organismo creado por el Gobierno que nunca se puso en funcionamiento.
En la misma línea, insistieron en que, más allá de la reunión con Fernández, esperan “soluciones concretas”.

Contactos técnicos

Las reuniones técnicas seguirán en el transcurso del día, también en la Secretaría de Agricultura. Los encuentros volverán a contar con la participación de Guillermo Moreno, factor que ayer agudizó el malestar de los ruralistas y complicó el avance del debate en medio de denuncias de presiones.
El punto central de la agenda es la discusión de la situación de las economías regionales, aunque también podría retomarse el debate en torno al trigo. Este último había quedado estancado por la falta de avances oficiales para concretar la reapertura de la exportación de maíz que el Gobierno había anunciado a fines del año pasado.
El avance de las negociaciones no sólo es lento, sino también complejo. La prueba más clara está en la falta de avances en torno a la última suba de las retenciones a los granos, que las entidades rechazan y que el Gobierno no hace más que ratificar.

blog comments powered by Disqus