El titular de la Federación Agragia, Eduardo Buzzi, transmitió la decisión de los dirigentes del agro, tras la reunión que mantuvieron en el hotel Castelar para definir las próximas medidas ante el fin de la tregua.

Foto Agencia Telam

El dirigente dejó en claro que para el sector “es una prioridad seguir discutiendo” con el Gobierno. Y confirmó que el martes volverán a reunirse con el jefe de Gabinete.

Las cuatro entidades agropecuarias manifestaron hoy su decisión de avanzar en el diálogo con el Gobierno nacional, al tiempo que reclamaron la implementación de los acuerdos en carne y trigo y mantendrán el estado de alerta y movilización pero sin cortes de ruta.
“Queremos que se llegue al martes (reunión con el gobierno) con el cumplimiento en lo que se avanzó”, dijo Buzzi en conferencia de prensa en el Hotel Castelar, luego de la reunión de los titulares de las cuatro principales entidades, y en referencia al tema de la carne y trigo.
El martes está previsto avanzar en la discusión con el Gobierno, según acordaron en la reunión del miércoles pasado entre las entidades, el Jefe de Gabinete, Alberto Fernández y el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.
A su vez, el miércoles la Mesa de Enlace -integrada por FAA, CRA, Coninagro y SRA- evaluará el avance de la negociación.
“El primer tema del martes son las retenciones móviles”, insistió hoy el presidente de la Sociedad Rural, Luciano Miguens, tras afirmar que “no hay ninguna posibilidad de que este tema no se discuta inmediatamente”.
Por su parte, Buzzi, quien ofició de vocero de la reunión, destacó que “el 2 de mayo es un final y un principio de otra forma de movilización, manteniendo la alerta y movilización en todo el país”.
Admitió que “hay mucha bronca, malestar y ansiedad en muchos lugares de la República Argentina, pero también voluntad y vocación de que se pueda seguir discutiendo” y remarcó que el sector quiere “diálogo pero con soluciones concretas”.
En ese sentido, el titular de Confederaciones Rurales Argentinas, Mario Llambías, reiteró que la presencia de los productores en la ruta a partir de mañana “es un forma de mantener vigilia para que el Gobierno cumpla con los acuerdos” cerrados durante estos 30 días de tregua.
Respecto de la exportación de carne y el mercado interno, Miguens destacó que hoy el consumidor argentino “tiene mayores posibilidades de consumo que antes”, pues el sector sólo vende al exterior el 20% de la producción. Precisó que actualmente el consumo per cápita anual de carne es de 70 kilos, cuando hace pocos años se ubicaba en 50 kilos.