En las estaciones de servicio de la autopista a Rosario no se vendía gasoil. Se repiten los problemas de logística. Esperan la superación de los inconvenientes en forma progresiva.

Como sucede periódicamente, en esta capital y en las rutas de la zona se verifica desde las últimas horas una pronunciada escasez de nafta y gasoil.

Pero, en el caso de las estaciones que cuentan con un poco de combustible, lo venden racionado, generalmente no más de 50 pesos para los camiones y 20 pesos para los automóviles, según se pudo comprobar en la mañana de este viernes.
Numerosos automovilistas y transportistas denunciaron que, para obtener combustibles, debieron recorrer varias estaciones de servicio.
Tampoco se conseguía gasoil en las dos estaciones de servicio de la autopista Santa Fe-Rosario, y en las instaladas en los accesos a la ciudad capital. Un panorama similar se verificaba en las estaciones de la Ruta Nacional 11, en el extremo norte de la provincia, y en la Nacional 34, entre Sunchales y el límite con Santiago del Estero.
Empresarios del sector, consultados por este diario, admitieron las dificultades, pero estimaron que este viernes por la tarde el panorama sería modificado, ya que las refinadoras anunciaron que se normalizó la logística, luego del feriado nacional de la víspera.

Grave panorama

El presidente de la Federación de Expendedores de Combustible y Afines de la provincia de Buenos Aires (Fecoba), Luis Malchiodi, aseguró que “nunca sucedió un desabastecimiento semejante” de naftas y gasoil como el que las estaciones de servicio vienen denunciando desde hace días, y reclamó la intervención del secretario de Energía, Daniel Cameron.
Malchiodi afirmó a radio Continental que “hay cientos de estaciones de servicio sin combustibles”, y añadió que “muchas de ellas están con una existencia muy precaria (de naftas y gasoil) que no le permite atender la demanda que reciben”.
Precisó que “las más afectadas son las de bandera blanca porque no tienen dónde comprar”, y puso de relieve “la indiferencia de la autoridad” competente para solucionar esto.
En ese sentido, remarcó que “la autoridad interviniente, que debería ser el secretario de Energía, todavía no dio señales de empezar algún procedimiento que permita que esto se solucione.
“Esto es inédito desde que se empezaron a comercializar los productos a través de estaciones de servicio. Nunca ocurrió un desabastecimiento semejante”, afirmó el titular de Fecoba.
Destacó que “el gasoil es un combustible herramienta porque moviliza al agro y al transporte”, y consideró que, “como la electricidad, hasta que no se corta no se siente el valor que tiene”.
Puntualizó que “menos mal que el abastecimiento de gas no se ha resentido”, porque indicó que “eso permite que una parte de la población se pueda trasladar”.
Sin embargo, señaló que “los que se transportan con líquidos realmente están en problemas”.