El jefe de Gabinete Alberto Fernández reconoció errores que serán corregidos en el aumento de retenciones móviles, “sólo falta definir el cuánto y el cómo”. Así lo expresó a la salida de la reunión que mantuvieron los líderes de las cuatro entidades con el Gobierno el presidente de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi. Luciano Miguens, dijo “la falta de resolución preocupa porque el productor espera temas concretos. Además de la falta de respuestas de retenciones se refirió a los incumplimientos de lo acordado en materia de carne y leche. Ninguno de los dos se ha solucionado y estamos muy firmes en el reclamo.

Tras seis horas de negociaciones y en medio de un clima que combinó el malestar con el pesimismo y la desconfianza de los productores rurales, Buzzi aseguró que “se avanzó, pero aún queda mucho camino por recorrer”.
Y siguió: Fue una reunión de algún nivel de avance, pero con muchas deudas. Lo concreto es que se pudo incluir el tema de las retenciones. En este sentido el Gobierno admite que las retenciones son un problema que el están dispuestos a modificar.
Según el plan elaborado por Federación Agraria, y que hicieron propia todas las entidades, se reclama que a los productores con hasta 600 toneladas se les acrediten automáticamente al CBU personal 15 puntos de las retenciones. A los productores de entre 600 y 1500 toneladas, 10 puntos; de 1500 a 3000 toneladas de soja, hasta 5 puntos con certificado fiscal de libre disponibilidad útil para cancelar obligaciones impositivas. El gobierno, por su parte, tiene su plan que presentará mañana.
En sintonía con Buzzi, el presidente de CRA, Mario Llambías, sostuvo que lo positivo es que se hayan aceptado “errores” en las retenciones. Y comparó la demora en las soluciones con otros problemas que debe afrontar el Gobierno: “Esto se puede comparar con el tema de inflación o el problema energético, que se demoran en atacar, se postergan y se dilatan las soluciones.
El presidente de Sociedad Rural, Luciano Miguens, dijo: Coincido con Buzzi; no salgo demasiado satisfecho de la reunión. Y se explayó: Teníamos expectativas más fuertes con el tema de las retenciones, pero quedó el tema instalado.

La reunión

Desde poco antes del mediodía, el secretario de Agricultura, Javier de Urquiza se reunió con los presidentes de la Sociedad Rural, Luciano Miguens; de CRA, Mario Llambías; de Coninagro, Fernando Gioino y de Federación Agraria, Eduardo Buzzi en el edificio Somisa.
Tal como ocurrió el miércoles pasado, el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, se sumó al encuentro después, pero se retiró por la tarde. Llegó al lugar 45 minutos después del comienzo de la reunión y no se descarta que más tarde se sumen el ministro de Economía, Carlos Fernández, y el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.

Paciencia agotada

Miguens, por su parte, advirtió que el tiempo de negociación “está agotado”. “Hay temas que no se pueden dilatar más”, señaló.
Consultado sobre el clima que se vive en las bases, el presidente de la Rural afirmó que los productores “no están en condiciones de aceptar promesas sino hechos concretos”. Y añadió: “El mes de tregua y estos últimos cuatro días han sido suficientes para ahora exigir hechos concretos”.
Tabien Llambías cuestionó el manejo oficial de la crisis y acusó al Gobierno de “dilatar las soluciones”. En este contexto, planteó que, aunque los tiempos “nunca se agotan totalmente”, el de hoy es un día “muy complicado”.
Cuando se le pidió que describiera el “grado de paciencia” de las bases, el presidente de CRA señaló que, en una escala de 1 a 10, el ánimo de los productores “está muy cerquita del uno”. En la misma línea, afirmó que “no hay más oportunidad de patear el tema retenciones para adelante”.
En las rutas
Las negociaciones entre las entidades y el Gobierno son seguidas muy de cerca por las asambleas de productores que desde el sábado pasado están en “estado de alerta y movilización” y amenazan con volver al paro y a cortar rutas si la reunión no arroja resultados que los conformen.
Es que el viernes pasado, cuando venció la tregua de un mes dispuesta por el campo, las entidades anunciaron que la continuidad del reclamo quedaría sujeta a los resultados del encuentro de hoy con el jefe de Gabinete.
Las novedades que los ruralistas expongan a la salida de la audiencia, y la reacción de las bases en distintos puntos del país, serán las claves de los próximos capítulos de un conflicto que lleva casi dos meses.