Tres pensiones mínimas alcanzarían los 2.400 pesos. La norma también habilita un sistema especial de jubilación para los veteranos prestan servicios en el Estado. El radicalismo se abstuvo de votar los artículos previsionales. La Cámara de Diputados de la provincia dio media sanción a la llamada “pensión de honor de Veteranos de Guerra de Malvinas” equivalentes a tres pensiones mínimas vigentes en la provincia y otros beneficios sociales y previsionales para los ex combatientes nativos en la provincia, o con domicilio en ésta hasta 1982 o aquellos que residen en el territorio en los últimos diez años.

La norma fue votada en general por unanimidad y al momento de aprobarse en particular, los diputados radicales se abstuvieron en los tres artículos referidos a la jubilación ordinaria para los ex soldados que prestan servicios en el Estado provincial.
El proyecto llegó al recinto despachado en la misma jornada por las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Asuntos Constitucionales y Legislación General. A primera hora, una nota del ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Antonio Bonfatti, solicitó que se considere a la pensión mínima como parámetro y no a la jubilación como estaba escrito en el mensaje original del Poder Ejecutivo. Esto evitó la disidencia de un sector justicialista que encabezado por Alberto Monti pretendía que la mínima sea tomada sobre la base de la jubilación.
A la hora de expresar el apoyo a la norma, hubo varias expresiones, incluso de la obeidista Silvina Frana quien recordó que ya en 1998 se había otorgado la pensión a ex combatientes y hubo durante la gestión de Jorge Obeid una serie de beneficios para el sector.
Joaquín Blanco, socialista, fue el encargado de resaltar la importancia que el actual gobierno otorga a la futura norma y que apunta al concepto de la administración “de reconocer los derecho y no ir respondiendo a las demandas”. El legislador oficialista destacó que la ley viene a cerrar, después de 25 años, “una merecida reivindicación a los héroes del Atlántico Sur” y reconoció que “se reúne en un plexo una serie de derechos” para el sector. Recordó el peregrinar de los ex combatientes durante distintas gestiones buscando algunos de los beneficios logrados y sostuvo que el instrumento “marca un hito en la cultura de dar respuestas a la demanda”.
El radical Carlos Fascendini marcó algunas diferencias de su sector con respecto al beneficio jubilatorio que alcanza únicamente a los dependientes del Estado santafesino mientras que los que se encuentran en la actividad privada deberán esperar hasta los 65 años. Luego, el socialista Raúl Lamberto explicó que esta jubilación pone en línea a la provincia con otras cajas, como las municipales, que ya reconocen ese derecho.

Los alcances

El texto votado tiene 29 artículos y el primero determina el otorgamiento de la pensión vitalicia, equivalente a la suma de tres veces el haber mínimo de pensión vigente en la provincia a toda persona que acredite haber participado en efectivas acciones de combate entre el 2 de abril y el 14 de junio de 1982, beneficio extensivo, en caso de muerte del titular, al cónyuge, conviviente, hijos o progenitores. Se determina además que el beneficio es compatible con el desempeño de cualquier actividad remunerada, jubilación nacional, provincial o municipal. En cuanto a las causas de exclusión son los condenados por delitos de violación a los derechos humanos, traición a la patria, contra el orden constitucional o de lesa humanidad.

Otros beneficios

Son la cobertura médico asistencia del Iapos sin aportes personales; prioridad para la adjudicación de planes de vivienda oficiales, sin costo alguno; cancelación de deudas por vivienda a los actuales beneficiarios; prioridad en el ingreso a la administración pública provincial al momento de vacantes y en igualdad de condiciones con otros postulantes; eximición del pago del impuesto inmobiliario y becas de estudios.
En cuanto a la jubilación ordinaria, es para los Veteranos que tengan 45 años de edad, acrediten 20 años de servicios computables y la mayoría de ellos a la Caja de Jubilaciones de la provincia.
Por último, se crea un Registro provincial de Veteranos de Guerra y dispone una serie de honores para el caso de cuando se produzca su fallecimiento.
Antes de votarse el tema, el justicialista Mario Lacava presentó un proyecto de resolución para realizar un homenaje a los soldados, suboficiales y oficiales fallecidos en ocasión del hundimiento del crucero General Belgrano con entrega de una distinción a los familiares de los 36 caídos en la ocasión, nacidos en territorio provincial. El propio legislador leyó la lista de soldados muertos y se hizo un minuto de silencio en su honor.