Las mayores concentraciones se realizaron en Gualegucyhú y en la localidad entrerriana de Armstrong.

También hubo actos en San Pedro. Advirtieron que el paro podría extenderse más allá del 15 de mayo. Y el Gobierno volvió a tildar al paro de “incomprensible”.

El campo redobló hoy su reclamo en contra de las retenciones a las exportaciones, con masivos actos y tractorazos en todo el país, especialmente en Gualeguaychú, desde donde advirtió que “probablemente la protesta siga más allá del jueves” 15, y pidió a gobernadores e intendentes que acompañen la lucha del sector.
Con fuertes críticas al Gobierno y al ex jefe de Estado Néstor Kirchner, a quien pidieron “que se dedique a ser presidente del PJ”, los dirigentes de las entidades agrarias encabezaron las protestas que, con tractorazos y “cabildos abiertos”, se repitieron en el interior del país, desde Mendoza hasta Buenos Aires, y desde La Pampa hasta Santa Fe.
El Gobierno, en tanto, en voz del jefe de Gabinete, Alberto Fernández, calificó de “incomprensible” la actitud de los productores, y los acusó de recurrir a un “método de enorme perversión”, en referencia a las medidas de fuerza dispuestas a la vera de las principales rutas del interior del país.
“Es una gran pena lo que está pasando, incomprensible, la dirigencia rural se equivocó”, insistió Fernández, quien remarcó que “es muy difícil dialogar con alguien que dice ‘si no hace lo que yo quiero, hago esto otro, me voy o doy un portazo'”. Una vez más, las voces más críticas en contra de la política oficial para el campo se oyeron en Gualeguaychú, donde el titular de la Federación Agraria Argentina (FAA), Eduardo Buzzi, dijo “basta al modelo autoritario” del Gobierno y advirtió que “lo más probable” es que el paro continúe después del jueves 15.
“Que (Néstor) Kirchner se dedique a ser presidente del PJ y que no crea que desde la presidencia del partido se puede ser presidente de la Nación”, fustigó Buzzi, quien reclamó que el Congreso “deje de ser una oficina devaluada del poder central”.
En tanto, el dirigente en Entre Ríos de la FAA, Alfredo De Angeli, pidió “un gesto de humildad” a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner para acceder al reclamo de los ruralistas, y llamó a “los gobernadores a ponerse delante del pueblo”, en un intento de dividir a las fuerzas cercanas a Balcarce 50. Un pedido igual lanzó el vicepresidente de CONINAGRO, Carlos Garetto, quien afirmó que “si en esto no se ponen al frente los intendentes, los legisladores y los gobernadores, verán resentidas sus arcas y sus presupuestos, y declinar todas sus obras y sus proyectos políticos”.
En ese contexto, entrada la tarde, se supo que el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, se reunirá el lunes con dirigentes de CARBAP y con unos 100 intendentes del interior provincial, los más afectados por las protestas del agro. Ese encuentro se suma a los que mantendrán los ruralistas con el gobernador de Córdoba, el peronista Juan Schiaretti, y el de Santa Fe, el socialista Hermes Binner, tras el aval que recibieron de parte del ex gobernador de Santa Fe Carlos Reutemann, y de Entre Ríos Jorge Busti, que visitaron sendas asambleas rurales en sus provincias.
Además del masivo acto en Gualeguaychú, el campo hizo oír su reclamo en Santa Fe, con epicentro en Armstrong, donde hubo una movilización con tractores, y en Firmat, Casilda, Chañar Ladeado, San José, San Genaro, Alcorta y Venado Tuerto. En la provincia de Buenos Aires hubo “cabildos abiertos” en San Pedro, a la vera de la ruta 9, y en Junín, Azul, Olavarría, La Dulce, Necochea, Tres Arroyos, Coronel Dorrego, San Cayetano, 25 de Mayo y Coronel Pringles, entre otros puntos. Lo propio ocurrió en Santa Rosa, Mendoza, Sáenz Peña (Chaco), San Salvador de Jujuy, y en las ciudades cordobesas de San Francisco, Marcos Juárez y Leones.

Fuente Clarin.com