La réplica midió 5,6 grados en la escala de Richter y se sintió en la región suroeste del país; suspenden momentáneamente las tareas de rescate.

Foto AFP

Una fuerte réplica de 5,6 grados de magnitud sacudió hoy la asolada región del suroeste Chino, obligando a detener temporalmente las labores de rescate, informan los medios chinos. La réplica se sintió también en la metrópolis de Chengdu, en el noroeste de la provincia de Sichuan, la más afectada por el terremoto del lunes último.


“El aeropuerto se ha tambaleado”, afirmó un testigo. Dos horas antes se había producido otra réplica de 5,1 grados.
Desde el lunes último, los sismólogos han registrado unas 4.500 réplicas con una fuerza de hasta 6,5 grados en la escala de Richter.