Ganó de punta a punta. Segundo terminó Ortelli con Renault y tercero Martín Basso con el Ford.

Foto Rodrigo Orellano

Santa Fe se vistió de Automovilismo y vivió su fiesta tuerca. El cordobés José María López (Honda) se adjudicó, de punta a punta, la carrera especial del TC 2000, desarrollada hoy en el “Callejero de la Ciudad de Santa Fe” y confirmó su dominio mostrado en la clasificación.

La competencia, cuarta del calendario 2008 y encuadrada como una de las “carreras especiales” de la categoría, dejó bien en claro las grandes expectativas generadas desde el anuncio de su realización, según una fuente cercana a los organizadores más de 60 mil personas asistieron a la megafiesta del TC 2000 en el trazado urbano emplazado frente al puerto santafesino.
“Pechito”, quien también se había quedado con la pole position en el segmento nocturno del sábado, dominó la prueba desde el inicio con un auto muy bien equilibrado, reguló las diferencias con sus perseguidores y se sacó un gran peso de encima al quedarse con la victoria en un tipo de trazado que le era esquivo.
En segundo lugar arribó Guillermo Ortelli (Renault) quien se afianzó en la punta del campeonato, tercero fue Martín Basso (Ford) después de un fin de semana poco alentador, cuarto quedó el bicampeón Matías Rossi (Renault) y quinto finalizó Christian Ledesma (Chevrolet).
Más atrás clasificaron el juninense Gabriel Ponce de León (Ford), Carlos Okulovich (Honda), Santiago Ventana (Honda), Gabriel Adamoli (Chevrolet), Daniel Belli (Honda), Alejandro González (Ford), Rubén Salerno (VW Polo), Juan Manuel Silva (Honda), Maximiliano Baumgartner (Honda) a 2 vueltas y Juan Ignacio Cáceres (Honda) a 3 vueltas.
La competencia sufrió cuatro neutralizaciones producto de las características tan particulares de este tipo de escenarios, no obstante López no vio peligrar su privilegiada ubicación en ninguno de los cuatro reinicios.
Para que eso le sucediera al de Río Tercero, atrás suyo siempre estuvo Ortelli, un piloto tan correcto como pensante y esta vez el “Guille” de Salto se dio cuenta muy pronto que su negocio estaba en seguirle los pasos al líder mientras a sus espaldas se sacaban chispas los que le pelean el título.
La lucha entre Rossi y el “Pato” Silva duro los primeros seis giros, fue hasta que el “Granadero” se decidió ir en busca del tercer lugar. Se rozaron, se prepotearon en la pista, salieron chispas por todos lados, hasta que el bicampeón quedó adelante.
Ese desgaste prematuro les hizo pagar las consecuencias en la parte final de la carrera, cuando el auto de Rossi comenzó a perder rumbo y Silva fue por lo que había sido suyo. El de Del Viso aguantó hasta donde pudo y Silva alcanzó a superarlo, pero rozó muy feo al murallón en la última vuelta y finalmente el Honda llegó a duras penas en el lugar 13. Mal negocio para el chaqueño.
En el rubro deserciones los Toyota de Norberto Fontana y Mariano Werner padecieron los mismos inconvenientes mecánicos: la rotura de un semieje. El de Arrecifes se fue el giro 7 y dos antes lo había hecho el pibe entrerriano.
El que ni siquiera alcanzó a dar la vuelta previa fue “Josito” Di Palma porque el Focus se detuvo en boxes con el impulsor roto.
El campeonato es encabezado por Ortelli con 67 puntos, seguido de “Pechito” López con 41, Rossi con 38, Silva con 37, Basso con 30, Okulovich con 28, Fontana con 26 y Ledesma 23.
La próxima carrera, la cuarta del calendario 2008, se disputará el 8 de junio, en el autódromo de El Zonda, San Juan.