Las entidades mantendrán un encuentro para delinear los próximos pasos; Miguens admitió que “no se puede seguir así“, pero volvió a pedir garantías.

En medio de la aparición de algunas señales de distensión, las cuatro entidades agropecuarias que lideran el paro del campo se reunirán hoy, dos dían antes de lo previsto, para evaluar el futuro de la protesta con el objetivo de retomar el diálogo con el Gobierno.

La decisión fue anticipada ayer por el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Luciano Miguens, y el titular de Federación Agraria (FAA), Eduardo Buzzi, durante un acto en la localidad bonaerense de San Nicolás. “La comisión de enlace adelanta la reunión que había previsto para el miércoles para evaluar la situación.” Todavía no se difundió el lugar y el horario del encuentro.
El presidente de la SRA advirtió hoy que la situación en el campo “no puede seguir así”, y advirtó: “Vemos una posición muy intransigente” de parte del Gobierno. “No sé si vamos a lograr un mínimo acuerdo”, indicó.
Además, en declaraciones a TN, condicionó el levantamiento del paro de comercialización de granos y la vuelta al diálogo con el Gobierno a que éste le presentara “garantías” de que habrá medidas concretas para discutir el esquema de retenciones móviles.
Miguens destacó que “los dos únicos acuerdos” a los que se había arribado en la primera ronda de negociaciones, la liberación de exportaciones de carne y el pago del precio pleno de exportaciones del trigo, “no se está cumpliendo”.
El presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), Pedro Apaolaza, estimó, en declaraciones a radio Provincia, que “la predisposición es dialogar, con garantías suficientes de que alguien se haga responsable de la agenda del diálogo y de que lo que se pueda firmar, se cumpla”.
Contacto. El dirigente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Patricio Watson, confirmó esta mañana que hubo gestiones informales con el ministro de Economía, Carlos Fernández, para comenzar a analizar propuestas estrictamente técnicas que permitan solucionar el diferendo.
“Esperamos que esto sea un punto de inicio” y que “se vayan puliendo algunas cosas antes de llevar a la mesa de discusiones, porque si no, se termina en reuniones interminables”, afirmó Watson.
El pedido de gobernadores y empresarios para que se levante el paro fue determinante para que los dirigentes comiencen a enviar señales tendientes a finalizar la medida de fuerza.
Además, desde Lima donde participa de la Cumbre de América latina y la Unión Europea, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner instruyó el viernes pasado al jefe de Gabinete, Albeto Fernández, para que volviera a la negociación.
Disidencia. “Antes de levantar la medida, primero hay que ver a dónde vamos y qué conseguimos”, afirmó hoy el dirigente ruralista entrerriano Alfredo de Angeli. Además dijo que el Gobierno sometió a “un manoseo a las cuatro entidades del campo” que participan de la protesta.
“Estamos acá porque si la Presidenta no nos convoca, será peor porque tendremos un país pobre, sin trigo, sin leche y sin carne”, dijo, y alertó que “ya está muriendo ganado en Santa Fe, en La Pampa y en el sur de Buenos Aires porque no se están abriendo las exportaciones”.