|

La Presidenta anunció que el Gobierno cancelará la deuda con el Club de París

La cancelación de la deuda por 6.706 millones de dólares que Argentina tiene con el Club de París, que anunció hoy la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, cierra un nuevo capítulo en la política de desendeudamiento llevada a cabo en los últimos cinco años por el país.

Foto Télam

En ese período se refinanció las obligaciones privadas en default con una adhesión del 76% de los acreedores, y se saldó la totalidad de los compromisos con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La Presidenta eligió el mismo escenario -el Salón Blanco de Casa de Gobierno- que en su momento utilizó Néstor Kirchner para anunciar, también en forma sorpresiva, que Argentina ponía punto final a una historia de desencuentros de más de 50 años con el organismo multilateral de crédito con la utilización de reservas de libre disponibilidad para el pago total de de la deuda de 9.500 millones de dólares.
En la actualidad, con las reservas ubicadas en 47.146 millones de dólares, el porcentaje que se destinara al pago de la deuda con el Club de París representa el 14,22 por ciento de ese monto.
Cuando se cancelaron los compromisos con el FMI, el organismo trasladó con un asiento contable 5.000 millones de dólares que Argentina ya tenía depositado en el organismo, mientras que el resto del pago se realizó vía Banco Internacional de Ajuste (BIS), de Basilea (Suiza), hasta completar 9.810 millones de dólares.
He firmado otro decreto por el que instruyo al ministro de Economía, Carlos Fernández, a que utilice las reservas del Banco Central para cancelar la deuda del Club de París“, señaló la presidenta Cristina Fernández de Kirchner este mediodía frente a un nutrido grupo de funcionarios y empresarios que la aplaudieron en forma inmediata.
El pago de la deuda al Club de París -una entidad multilateral creada informalmente en 1956- facilitará al sector privado y público el acceso a líneas de préstamos provenientes de países desarrollados, sin la necesidad de que el FMI audite las cuentas argentinas.
El rol supervisor del FMI fue desde el vamos uno de los principales obstáculos para que el país encare una negociación para refinanciar la deuda con el Club de París, como en un principio intento encarar el gobierno argentino.
El Club de París tiene su sede central en Francia, y está integrado por 19 países que actúan en forma conjunta para renegociar las deudas de las naciones con dificultades de pago.
Cerca del 90 por ciento de la deuda argentina con el Club de París, que se pagará con reservas del Banco Central, se encuentra repartida entre 6 países: Alemania, Japón, Holanda, Italia, España y Estados Unidos.
Junto con los países antes citados, otras naciones que integran el organismo son Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Dinamarca, Finlandia, Francia, Irlanda, Noruega, Rusia, Reino Unido, Suecia y Suiza.
La historia entre la Argentina y el Club de París se remonta al nacimiento mismo de la entidad, en 1956, cuando representantes de ambas partes se reunieron para renegociar una deuda de 500 millones de dólares.
Con el paso de los años las renegociaciones oficiales se fueron acumulando -no fueron menos de nueve-, hasta que el default del 2001 dejó a la Argentina fuera de circulación en materia de capacidad de pago con los acreedores privados y con el Club de París.
A partir de la llegada del ex presidente Néstor Kirchner al poder, el gobierno puso en marcha una política de desendeudamiento, primero a través de la renegociación de la deuda externa, que marcó una fuerte quita y un nivel de adhesión del 76 por ciento, a lo que se sumó el cierre del capítulo con el FMI y finalmente, este mediodía, con el anuncio de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

blog comments powered by Disqus