|

Sandro fue dado de alta y volvió a su casa de la ciudad de Banfield

Allegados del cantante dijeron que fue para un “chequeo de rutina”. La noticia había generado una ola de rumores sobre un agravamiento de su salud.

“El Gitano” espera un transplante de pulmón y corazón. Su entorno asegura que tiene “buen ánimo”. El popular cantante Sandro fue dado de alta ayer de una clínica porteña y permanecer un día hospitalizado para realizarse un “chequeo de rutina”, según dijeron sus allegados.

Sandro, cuyo estado de salud es delicado debido a problemas respiratorios, se retiró ayer del Instituto del Diagnóstico de Palermo para volver a su casa de la localidad bonaerense de Banfield, junto a su esposa.
Si bien la internación para el chequeo podía haberse concretado en la última semana del año, el propio Sandro propuso anticiparla para de ese modo “pasar las fiestas en paz”.
El cantante, que espera doble trasplante de pulmón y corazón, ingresó al sanatorio el jueves a primera hora, lo que preocupó a miles de sus fanáticas.
La noticia sobre la internación del “Gitano” despertó en principio infinidad de rumores sobre un agravamiento de su cuadro de salud, aunque luego se aclaró que estaba programada de antemano.
Roberto Sánchez, tal el verdadero nombre del artista, debe someterse a controles frecuentes por su enfermedad pulmonar crónica, que lo tiene desde hace meses en lista de espera para un trasplante cardíaco-pulmonar.
Sandro, de 63 años, sufre de EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) y fue internado en el Instituto del Diagnóstico, en el barrio porteño de Palermo.
Desde su entorno, se indicó que el cantante mostraba “buen ánimo” y que su internación estaba vinculada a que “debe someterse periódicamente a una serie de estudios que sirven para saber cómo evoluciona la enfermedad”, lo que en cierta medida llevó calma a la opinión pública.
Las fanáticas del intérprete de “Rosa, Rosa” pudieron ayer respirar más aliviadas cuando se conoció la noticia de que Sandro había recibido el alta médica.
Pocos días atrás, el propio “Gitano” salió a explicar cómo se siente de salud y reconoció que está “entre la vida y la muerte” mientras aguarda el trasplante.
“Esta enfermedad me la merezco, porque yo me la busqué, por ser un arrogante como todos los tipos que fuman”, sentenció Sandro.
El cantante se encuentra en lista de espera del Instituto Nacional Central Coordinador de Ablación e Implante (Incucai), ya que necesita someterse a un doble trasplante.

blog comments powered by Disqus