|

Llegan las fiestas y también los peligros de la pirotecnia

A lo largo de los años, el consumo irresponsable de pirotecnia fue dejando gradualmente saldos dolorosos en accidentes graves, quemaduras de distintos niveles e importantes pérdidas materiales. Un factor que agravó en los últimos tiempos esas consecuencias negativas es la fabricación e importación de pirotecnia ilegal, y su compra..

Foto Diario UNO

Martín Firpo, titular de Renar en la provincia de Santa Fe, habló sobre esta temática que cada fin de año es materia de discusión y polémica. “Todos los artículos de pirotecnia que adquiera la población tienen que estar autorizados por el Renar. En los envases de los productos hay una etiqueta compuesta por letras y números que explica si el producto es de venta libre o no. A11V3 es el código que certifica que el producto esta autorizado por la ley“, explicó.

El Registro Nacional de Armas y Explosivos, tiene entre sus funciones la fiscalización y el control de los explosivos y la pirotecnia en todo el país, en el marco de la Ley Nacional de armas y explosivos Nº 20.429 y los decretos complementarios.
La temporada alta de venta y uso de artículos de pirotecnia acaba de comenzar, por lo que se requiere un control más estricto de esta actividad para preservar la salud de toda  la población.
El Renar controla todo acopio o depósito superior a los 10 bultos, con el criterio de que cada caja pesa entre 15 o 20 kilogramos. El control que específicamente tiene competencia este organismo, es sobre los comercios mayoristas. “Hasta 10 cajas de 15 kilos es competencia de las municipalidades y comunas de la provincia. Ellos son los que deben habilitar los comercios para la venta y comercialización de pirotecnia“, detalló Firpo.
Cuando se secuestra pirotecnia ilegal, se le da conocimiento al juzgado y se realizan los procedimientos conjuntamente con el registro provincial de armas (Repar) y los controles regionales de armas“, apuntó.

Un mal uso

Los productos pirotécnicos tienen en sus envases indicaciones en lo que respecta a su uso. Si uno le da una mala utilización, los resultados son malos. La prevención es muy importante y los padres tienen que tomar conciencia de que no son juguetes para sus hijos. Todo lo contrario, son artificios pirotécnicos que pueden llegar a ocasionar un gran daño, en algunos casos, irreversibles. Además, los negocios tienen que poseer todas las medidas de seguridad necesarias, como matafuegos, baldes con arena y evitar el ingreso de personas fumando. Todo esto contribuye para poder pasar las fiestas en paz y sin problemas, finalizó .

Fuente Diario UNO
blog comments powered by Disqus