Israel avanza en territorio palestino por vía terrestre, ocupando posiciones estratégicas en la zona de conflicto.

Foto AFP

Al menos 17 palestinos murieron y más de 130 han sido heridos desde que comenzó anoche la invasión terrestre israelí en la Franja de Gaza, según informaron fuentes médicas. Las cifras fueron facilitadas esta mañana por Moaweya Hasanein, jefe de los servicios de emergencia del Ministerio de Sanidad de Hamás en Gaza.

Además, al menos 500 palestinos, entre ellos 87 niños, murieron desde el inicio de la ofensiva israelí “Plomo Fundido” contra la Franja de Gaza, el 27 de diciembre pasado.
La misma fuente agregó que la cantidad de heridos “supera los 2.450”.
Mientras, miles de soldados y columnas de tanques israelíes avanzaban hacia la ciudad de Gaza, ocupando varios lugares estratégicos.
Las tropas de Israel, apoyadas por la artillería, la aviación y la marina, avanzaron posiciones en varios sectores del territorio palestino en el que penetraron anoche después de ocho días de bombardeos, según los testigos.
El ministro israelí de Defensa, Ehud Barak, afirmó que la ofensiva terrestre israelí será ampliada e intensificada “todo lo que sea necesario”.
Un primer balance oficial israelí dio parte de 30 soldados heridos en la ofensiva terrestre, dos de ellos de gravedad. Las televisiones árabes también informaron de un militar muerto, pero el ejército no lo confirmó hasta ahora.
Las fuerzas israelíes se están enfrentando a una resistencia más débil de lo que se esperaba.
“No hay combates cuerpo a cuerpo”, afirmó a la prensa un alto responsable israelí que prefirió guardar el anonimato. “La oposición que hemos encontrado son lanzamientos de obuses”, añadió.
“Es posible que tengamos que mantener durante un tiempo el control de ciertos sectores desde los que se lanzan cohetes, pero el objetivo no es recuperar la franja de Gaza”, añadió.
Por su parte, un alto responsable de Hamas, Mushir al Masri, afirmó que “el enemigo” no iba a conseguir “alcanzar sus objetivos” y que le había sorprendido “la resistencia que hay con los pocos medios de los que dispone”.
Primera baja. Mientras tanto, el ejército israelí confirmó la muerte de uno de sus soldados, la primera baja, ocurrida hoy durante la ofensiva terrestre.
“Puedo confirmar que un soldado israelí murió esta mañana al recibir un disparo de mortero en el sector de Beit Lahya”, indicó un portavoz militar a la agencia AFP.