Ratificamos el plan de lucha. Todavía no tenemos nada en la mano, son todas promesas. Si no hay un ofrecimiento que nos pueda conformar, esta semana va a haber paro“, amenazó.

En diálogo con varias emisoras de radio capitalinas, el dirigente explicó que hoy continuarán las reuniones con el gobierno y los representantes de las petroleras para analizar la situación del sector.
Se está tratando de buscar la manera de redistribuir el precio final de los combustibles, detalló García y explicó que esa modificación no implicará aumentos en las naftas, sino que lograría un ajuste en los valores de las petroleras y una rebaja en las tasas del gobierno.
Por su parte, el vicepresidente de la Confederación de Entidades de Hidrocarburos de la República Argentina (Cecha), Raúl Castellanos, afirmó hoy que desde la presente jornada continúan las negociaciones con el gobierno ante el pedido de mayor rentabilidad en la actividad, y explicó que aún no hay para nada una solución al problema. Creemos que hay que hacer un esfuerzo más grande para arribar a una solución a la problemática que presenta la venta minorista de combustible en todo el país, señaló el vicepresidente de Cecha.
Frente al estado de situación que presenta los contactos entre el gobierno y los privados, Castellanos refirió que continúan las negociaciones, continúan las reuniones pero no hay para nada una solución al problema.
Durante la presente jornada, funcionarios y técnicos del Ministerio de Planificación se reunirán con representantes de petroleras y estaciones de servicio para continuar con la ronda en encuentros para encontrar soluciones a los reclamos y pedidos de rentabilidad que solicitaron los estacioneros.