En las primeras horas del martes falleció en una clínica privada de nuestra ciudad el actual presidente del Club Atlético Unión, Juan Leonardo Cuqui Vega. El dirigente y empresario de 62 años, sufría una enfermedad que lo obligó a ser intervenido quirúrgicamente en dos oportunidades.

El pasado sábado, Vega fue internado en la Clínica de Nefrología y su cuadro se fue agravando a medida que pasaban las horas.
En los últimos meses fue intervenido quirúrgicamente en dos ocasiones, debido a diversos problemas de salud. La primera vez fue operado de la vesícula y en la segunda ocasión del hígado. También estuvo hospitalizado durante una semana en la Clínica Adventista del Plata, en Puiggari, Entre Ríos.

Si bien en los últimos días se había agravado la situación clínica del presidente de Unión, la noticia cayó como un balde de agua fría en toda la ciudad y en particular en la totalidad del pueblo tatengue. Fue todo muy inesperado, coincidieron los allegados al Cuqui ayer por la mañana, mientras velaban los restos del presidente unionista, en la sala de la empresa Serca.
La cruel realidad demuestra que se fue el actual presidente de Unión y que hace siete meses la familia tatengue perdió a otro de sus estandartes y símbolos de la institución durante muchos años: Don Ángel Malvicino.
De chico siempre luchó por un ideal, por una sociedad más justa, por una sociedad con incluidos. Se va pero deja obras para la ciudad y para nuestro querido Club Unión. Fue un luchador y un emprendedor que no lo limitó nada ni nadie. Siempre fue hacia adelante. Hoy Santa Fe y todo el pueblo unionista, pierde a una gran persona, señaló con mucha tristeza Esteban Bobbo, ex directivo de Unión.

El último adiós

Minutos antes de las 15, una multitud tatengue estaba esperando los restos del flamante presidente de Unión frente a la institución.
Gente de todas las edades con lágrimas en los ojos y con una tristeza indescriptible, todavía no entendían lo ocurrido y se miraban como desorbitados, buscando una respuesta a todo lo acontecido con Cuqui.
Finalmente la caravana fúnebre llegó al club y comenzaron los aplausos y bocinazos. Vení, vení, cantá conmigo, que un amigo vas a encontrar, que de la mano del Cuqui Vega, todos la vuelta vamos a dar, corearon mil voces tatengues en el último adiós al presidente y amigo, Juan Leonardo Vega.

La trayectoria de uno de los presidentes más queridos de Unión

En mayo de 1966, junto con otro grupo de discapacitados, fundaron Cilsa (Club Integral del Lisiado Santafesino). Esta organización tuvo un nacimiento netamente deportivo y comenzó a incursionar en el básquetbol sobre sillas de ruedas.
Cilsa comenzó a crecer y transformarse en un espacio laboral para los discapacitados con lo cual empezó a desarrollarse y a incursionar en distintos tipos de actividades que lo expandieron en una escala nacional.n Llegó a integrar la tradicional Barra de las Bombas en la década de los 60 y a involucrarse en la actividad dirigencial a partir de 1975.
Integró la Subcomisión de Básquetbol, cuando Unión se encontraba en la máxima categoría de la Liga Nacional.
En 1997, Vega se alejó de Unión. En 2002, resolvió formar la agrupación Unión Siglo XXI. En 2007 junto con Rubén Decoud y Julio Baldi, llegó a la presidencia con una victoria sobre el oficialismo, encabezado por Jorge Molina.