En tanto, uno de los cardenales más influyentes del Vaticano rechazó críticas de Israel por haber comparado a la Franja de Gaza con un “campo de concentración“.


El papa Benedicto XVI afirmó hoy que “la opción militar no es una solución” para el conflicto de Medio Oriente, mientras que uno de los cardenales más influyentes del Vaticano rechazó críticas de Israel por haber comparado a la Franja de Gaza con un “campo de concentración“.
Durante el encuentro anual con los embajadores ante la Santa Sede, el Pontífice reiteró su pedido de que una “tregua en la Franja de Gaza vuelva a entrar en vigor” y solicitó “el empeño determinante de la comunidad internacional”.
“La violencia, provenga de cualquier parte y adopte cualquier forma, debe ser condenada con firmeza”, dijo el Papa en su discurso ante el cuerpo diplomático acreditado en el Vaticano.
Benedicto XVI instó además a que “sean relanzadas las negociaciones de paz, renunciando al odio, a las provocaciones y al uso de las armas”, según informó la agencia de noticias italiana Ansa.
Más de 700 palestinos, la mitad de ellos civiles, murieron en 13 días de ofensiva israelí en la Franja de Gaza, un territorio donde 1,5 millones de personas viven hacinadas y en condiciones paupérrimas, y con sus fronteras cerradas desde 2007.
El cardenal Renato Raffaele Martino, que ayer comparó Gaza a “un gran campo de concentración”, reiteró en una entrevista que publicó hoy el diario romano La Reppublica, que la situación en la Franja de Gaza “es horrible”.
“Que digan lo que quieran; la situación en Gaza es horrible”, reiteró el ex nuncio del Vaticano ante la ONU y actual presidente del Pontificio consejo para la Justicia y la Paz.
Ayer, Martino afirmó que la Franja de Gaza “se parece cada vez más a un gran campo de concentración” donde “poblaciones inermes” pagan “las consecuencias del egoísmo”.
Israel acusó entonces al cardenal italiano de usar términos “de la propaganda de Hamas”, el movimiento islamista que controla Gaza y principal blanco de la ofensiva israelí en la región.
Yo digo que se miren las condiciones de la gente que vive allí: en condiciones contrarias a la dignidad humana“, añadió.
En mis palabras no hay nada que pueda interpretarse como anti israelí“, subrayó Martino en la entrevista.
Los cohetes de Hamas no son ciertamente confites; los condeno“, agregó.