El partido comenzó mal para Argentina ya que a los 55 segundos Exequiel Benavídez le cometió una falta a Rafael Acosta dentro de su propia área y el árbitro chileno Enrique Ossés cobró penal. El delantero venezolano Rondón fue quien se encargó de patearlo y tras ser atajado por Luis Ojeda, convirtió el gol en el rebote.

Luego de ponerse en ventaja, Venezuela se dedicó a defender e intentó sorprender a Argentina con algún contraataque. El equipo dirigido por Sergio Batista se armó de paciencia y a los 22 minutos pudo vencer la resistencia del seleccionado local con un disparo fuerte y cruzado de Salvio. Luego del empate ninguna de las dos selecciones tuvo chances claras de gol y el primer tiempo terminaría con Argentina un poco mejor que su rival.
El segundo tiempo transcurrió sin llegadas ni situaciones de peligro en ninguno de los dos arcos. Argentina intentó siempre con jugadas individuales y no pudo poner en riesgo el arco de Rafael Romo. El esquema planteado por Batista con cuatro defensores, un doble cinco, dos volantes por afuera y dos delanteros pareció demasiado cauto para enfrentar al débil seleccionado local.
Argentina jugará el viernes próximo con Perú, el 25 ante Colombia y el 27, frente a Ecuador, que en el partido inaugural le ganó 2 a 1 al seleccionado peruano. Los tres primeros de cada zona avanzarán al hexagonal final y los primeros cuatro serán los que irán al Mundial de Egipto.