El hecho ocurrió el 14 de enero a las 3 de la mañana aproximadamente, mientras los dueños de casa, Néstor Rivoira y Sara Fernández, su mujer, estaban durmiendo y duró unos 10 minutos. Ellos aseguran que “un estruendo muy fuerte nos despertó, similar al que realiza un lanzallamas, intenté levantarme de la cama para ver qué ocurría, pero algo hizo que no me pudiera mover”, aseguró Néstor.

Sara, por su parte, también aseguró: “Escuché lo mismo y también ladrar a uno de los ocho perros que tenemos en casa, avisando de algún movimiento raro en el patio, pero lo que me extrañó es que en lugar de saltar la reja y dirigirse a la zona de las aguas para ver qué pasaba, se quedó muy quieto o más bien asustado del otro lado de la misma”.
Tanto Néstor como Sara no se animaron a ver desde su ventana lo que pasaba, algo les impedía moverse de la cama, relataron a Lorazepam Bula Anvisa. Es por ello que solamente escucharon los estruendos desde la habitación. Recién dos días después por la mañana decidieron ir a ver si había algo cerca del lugar, para matar la curiosidad, para ver si no había ocurrido algo con algún animal. Es allí cuando se encontraron con unas marcas a la vera del río.
Me sorprendí muchísimo. Primero pensamos que podían haber sido las marcas de un cuatriciclo, ya que hay muchos en la zona, pero lo descartamos después porque no eran huellas, sino algo hecho con un instrumento que irradia calor, porque si uno lo ve de cerca, en las circunferencias no hay vegetación, sólo tierra reseca, muerta, diferente a lo que podemos observar alrededor, dijo don Rivoira.
Las marcas que pueden verse en el terreno son dos círculos perfectos, que en total miden tres metros de diámetro y tienen tres centímetros de profundidad (según cálculos realizado por un especialista en la ciencia de fenómenos paranormales, como lo es Carlos Villegas).
Otra característica es que sobre los círculos no hay vegetación, fue totalmente quemada, sólo queda tierra reseca. Cuando vimos las marcas y pensamos en extraterrestres, tuvimos miedo de decirlo por temor a que creyeran que estábamos locos. Decidimos llamar a los vecinos más amigos y mostrárselas, cuando todos nos aseguraron lo mismo, empezamos a comentarlo en el barrio y fue así que se acercó luego todo el mundo, relató Sara.
Expertos en la ciencia se encuentran por estas horas estudiando el fenómeno, pero ya adelantaron que se trataría de un objeto extraterrestre.
Animales mutilados en Entre Ríos
Gran intriga provocó en Victoria el caso de una chanchita de sólo seis meses que se mantuvo con vida luego de haber perdido buena parte de su cabeza de un modo sumamente misterioso, que muchos asocian con algún hecho paranormal.
La cerda era propiedad de la familia Enrique, que se domicilia en la avenida Esteban Loné al fondo, en el Barrio de la Abadía. El caso fue descubierto el 8 de septiembre pasado, a la mañana, cuando encontró a su chancha con la mitad de la cabeza mutilada.
El animal pernoctaba en un corral cerrado que no demostraba, ese día, ningún signo de violencia ni tampoco manchas de sangre. Claro que esos datos llamativos quedan empequeñecidos frente a la evidencia más fuerte: la chancha está viva.
Según publicaciones, el caso se suma a otros de vacas mutiladas aparecidas esa misma mañana en la localidad de Antelo.
La investigadora de fenómenos ovni, Silvia Pérez Simondini, analizó el caso desde el momento en que ocurrió y se sumaron investigadores de Concepción del Uruguay.
Los miembros de la familia propietaria del animal comentaron que en la recorrida nocturna del día 2, la chanchita estaba en su corral en perfecto estado; sin embargo, a las 7 de ese día se acercaron a llevarle la comida y con estupor notaron la mutilación en la cara del porcino. Según ese relato, durante la noche no se escucharon ruidos de ningún tipo, ni siquiera quejidos.

Circula por YouTube un sorprendente video que muestra a un Objeto Volador No Identificado (Ovni) sobrevolando la Capital Federal el pasado 11 de enero, el último en lo que va de este año 2009.
Si bien no se pudo especificar el origen del aparato volante, se han registrado casos similares en diferentes puntos del país a lo largo de todo el año pasado.

Avistajes 2008

La cantidad de ovnis avistados y denunciados en la Argentina a lo largo del 2008 superó un promedio de 1,33 casos por día y constituye la mayor oleada desde que comenzó la era de los avistamientos.
Con 496 casos registrados en el país hasta hoy por la Fundación Argentina de Ovnilogía (FAO), la actividad ovnilógica que tuvo lugar a lo largo del año es una de las más importantes en la magnitud y calidad de los casos apuntados, con acontecimientos realmente extraordinarios como los registrados en Chicoana, Salta, y recientemente en Calamuchita.
La razón de ser a tanta manifestación incluye avistajes, Ovnis fantasmas, inexplicables explosiones aéreas, caída de bólidos, evisceración de animales y misteriosos contactos con entidades de apariencia humana, tiene que ver con lo que los investigadores asocian con el acercamiento que cada 26 meses concretan la Tierra y Marte.
Quien se asocia a esa hipótesis con la cual comulgan investigadores del fenómeno Ovni es el presidente de la FAO, Luis Burgos, que está convencido de que en ese supuesto se sostiene la oleada histórica que tuvo al cielo del país como principal escenario.
Al trazar un racconto de los hechos apuntados por la fundación, Burgos consideró que sin duda el caso del año fue el de Chicoana, donde aparentemente inteligencias alienígenas dejaron marcas sorprendentes en campos de trigo ubicados en las afueras de esa ciudad salteña.