El gobernador Hermes Binner presidió esta mañana un acto en el que la EPE mostró sus flamantes camionetas para la zona centro-norte de la provincia, en el marco de una inversión que para el período 2008-2009 contempla la compra de 114 vehículos que suman unos 10,5 millones de pesos.

Los contrastes entre la historia reciente de la EPE y la actual marcaron el acto de entrega, en el que el gobernador extendió las llaves de las pick-ups (de doble y simple cabina) a jóvenes empleados que ha incorporado la empresa.
Con las ruinosas estructuras de la vieja Central Calchines a sus espaldas, el titular del directorio de la EPE, Daniel Cantalejo, habló de las ventajas de contar con un parque automotor en condiciones para atender el mantenimiento y la renovación de las redes eléctricas. Describió el proceso de desinversión que sufrió la empresa y recordó que -producto de los retiros voluntarios de los ??90 tendientes a la venta del activo- la compañía quedó con una estructura de personal desequilibrada en cuanto a sus generaciones.
Los recientes ingresados a la EPE que formaron parte del acto -a los que el gobernador les dio luego personalmente la bienvenida- no se mostraron sorprendidos cuando Cantalejo comentó que el promedio de edad de los trabajadores es de unos 50 años.
El acto transcurrió en calle Güemes, para que la prensa pudiera mostrar parte de una partida de 43 flamantes camionetas que ahora se suman a la empresa. El panorama de claroscuros se completaba con la imagen detrás de una reja despintada: los hierros en desuso de la generadora, que nació bajo la etapa de Agua y Energía Eléctrica, que fue liquidada bajo el esquema de privatizaciones de los ??90 y administrada por la Federación de Trabajadores de Luz y Fuerza, y finalmente -tras su vaciamiento- vuelta al Estado, durante la gestión anterior.

Del acto participaron el ministro de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente, Antonio Ciancio, y los senadores Felipe Michlig (UCR-San Cristóbal) y Federico Pezz (FPCyS- UCR General Obligado), así como el presidente del bloque de Diputados del Frente Progresista Cívico y Social, Raúl Lamberto.
Los vehículos serán para Santa Fe, Coronda, San Javier, Rafaela, Tostado, San Cristóbal, San Guillermo, Ceres, María Juana, Cañada de Gómez, Las Rosas, El Trébol, San Jorge, Esperanza, San Justo, Laguna Paiva, Progreso, San Jerónimo Norte, Reconquista, Calchaquí, Vera y Villa Ocampo.
La Empresa de Energía de Santa Fe cuenta con más de 1.000.000 clientes, debe atender 50 estaciones transformadoras y casi 50.000 kilómetros de redes de alta, media y baja tensión, constituyendo el tercer mercado eléctrico en importancia del país.