Los dirigentes rurales instaron a la población a “aprender a votar“. Confirmaron que el próximo jueves intentarán, junto a la oposición, impulsar en el Congreso una ley que elimine las retenciones. Aseguraron que fracasó la política de Moreno.

Foto Cadena3.com

A un año del comienzo del conflicto del campo por las retenciones y en un acto de claro tenor político, los dirigentes de la Mesa de Enlace exhortaron a “aprender a votar” en las elecciones de octubre y advirtieron que seguirán “con la lucha, pero sin cortar el diálogo” con el Gobierno. Los hombres del campo adelantaron que la semana próxima concurrirán al Congreso para impulsar una ley que elimine las retenciones, en un desafío al Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner que se opone en forma terminante a esa iniciativas.

En un acto realizado en el Parque Ferial Forja de esta ciudad, del que participaron alrededor de 1.500 personas, entre ellas dirigentes de la oposición, los ruralistas fustigaron al Gobierno nacional y en especial a Guillermo Moreno, secretario de Comercio Interior.
Denunciaron el “fracaso” de la política de control de precios aplicada por el secretario de Comercio Interior y advirtieron que
entre los funcionarios “hay miedo a que el país crezca, porque cuando crece saca a los mediocres”.
Poco antes, en un acto en la Quinta de Olivos, la jefa de Estado volvió a reivindicar el frustrado proyecto de retenciones móviles a las exportaciones de granos y advirtió que con ese sistema ahora los productores estarían “ganando”.
Ese se convirtió de inmediato en un mensaje directo a la gente del campo reunida en Córdoba, convocada por la Mesa de Enlace para conmemorar el año del comienzo de la lucha agraria.
Mientras tanto, el ex presidente Néstor Kirchner convocó de urgencia a Olivos a los jefes de bloques del Parlamento, Agustín Rossi, de Diputados, y Miguel Ángel Piccheto, del Senado, para evaluar los pasos a seguir en el Congreso si la oposición finalmente presenta el proyecto para que sea debatido la semana que viene.
En principio, el oficialismo se niega a dar quórum para que fracase esa sesión, pero algunos se entusiasman en presentar debate y que se caiga el proyecto.
Sobre este punto, hay que recordar que la Mesa de Enlace le dijo a la presidenta, en la reunión en la que apareció en forma sorpresiva, que la intención era dar el debate en el Congreso, y Cristina Kirchner respondió que ese era el camino correcto.
El primero en hablar en el acto de Córdoba fue el presidente de la Sociedad Rural Argentina, Hugo Biolcatti, quien instó a la gente a “aprender a votar” y reclamó a la sociedad que tenga vocación para “fiscalizar” las próximas elecciones legislativas de octubre.
“Miremos bien lo que sembramos para la próxima cosecha para aprender a votar”, consideró el titular de la Rural, en una declaración que seguramente provocará la reacción del Gobierno.
Instó a la primera mandataria a que escuche a quienes “conocen y recorren el campo” y en referencia a declaraciones formuladas por la mañana dijo: “¿Cómo es posible volver a escuchar el mismo eslogan del año pasado?”.
“No somos los ricos insaciables que pinta en sus discursos. Le pido que recorra el país por tierra, no en helicóptero, para apreciar la tierra agrietada y las vacas muriéndose de sede”, afirmó, en alusión a la jefa de Estado.
Por su parte, el titular de Confederaciones Rurales Argentinas, Mario Llambías, adelantó que la dirigencia rural concurrirá la semana próxima al Congreso para reclamar “las leyes que el país necesita”.
Así lo dijo en referencia al proyecto de ley para eliminar los derechos de exportación a las exportaciones, para lo cual la oposición convocó a una sesión especial para el martes próximo.
Advirtió que “pasará mucho tiempo para solucionar los problemas” del país y consideró que “anuncios sin hechos concretos no sirven”.
“¿Por qué permanentemente hay trabas y cuando logramos avanzar en un sector aparece otro que nos pone obstáculos?. ¿Por qué no dejan al país desarrollarse?. Creo que hay miedo a que el país crezca, porque cuando crece saca a los mediocres”, afirmó.
En tanto, el titular de la Federación Agraria Argentina, Eduardo Buzzi, acusó al Gobierno de “no querer resignar la caja y por eso no quieren modificar las retenciones” y pidió al Ejecutivo “más generosidad” en las negociaciones.
“Necesitamos un plan de desarrollo integral agropecuario. Tenemos la fuerza y la organización para poder avanzar y resistir”, advirtió el dirigente.
Destinó un párrafo de su discurso para fustigar al polémico secretario de Comercio Interior, al señalar que “no hacen falta verdugos para ver cómo joroban al campo y así ponerlo de rodillas”.
“Quedó demostrado el fracaso de la política de precios” del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, remarcó el titular de Federación Agraria.
Sin embargo, aclaró que pese a las críticas “el campo no es el enemigo a vencer” por el Gobierno y señaló que “no es destituyente, ni golpista”.
“No nos hagan aparecer como responsables de la inflación”, reclamó y afirmó que el Gobierno condenó al campo a “ser proveedor de materias primas baratas”.
Reclamó al Estado “que sea socio también en las pérdidas” y agregó que el campo quiere “ser motor de la producción, de la riqueza y del empleo”.
El titular de Coninagro, Carlos Garetto, aseguró que “la lucha del campo es una lucha por la dignidad” y sostuvo que la resolución 125 que pretendió imponer retenciones móviles apuntaba a “destruir el aparato productivo” del país.
Pidió también “recomponer la política agropecuaria y también el estado para que no sólo sirva para intervenir” y dijo que “queremos trabajar, producir en un país que tiene todas las condiciones para eso”.
Este jueves, los diputados de las principales fuerzas de la oposición buscarán consensuar en una sesión especial distintas iniciativas cuyo espíritu es que las retenciones deban ser votadas por el Parlamento, y no las pueda fijar el Ejecutivo.
En la sesión, a la que hasta el momento confirmaron su asistencia unos 100 legisladores (se necesitan 129 para obtener quórum), se tratará de buscar la metodología necesaria para hacer cumplir de manera efectiva el artículo 75 de la Constitución Nacional.
El artículo dispone que es el Congreso el único encargado de legislar en materia aduanera.
Al respecto, el titular del radicalismo, Gerardo Morales, dijo que junto al resto de la oposición van a “juntar los votos necesarios para tratar las retenciones en el Congreso”.
El senador radical consideró urgente “eliminar las retenciones a trigo y maiz; segmentar la retenciones a la soja y eliminar retenciones a la carne y a la leche”.
Respecto de la sesión especial en la Cámara de Diputados, informó que “seguramente se pase para el próximo jueves” y confió en que se “llegará con los votos necesarios”.
También remarcó que “los 36 legisladores que estuvieron en el Senado cuando se votó la 125, siguen estando”.
Morales consideró que “el verdadero problema del Gobierno es la caja”, y que “cuando a los Kirchner les tocan la caja se enfurecen”.
Sostuvo que el Gobierno “se quedó con 7.500 millones de pesos de los ATNs”, cuando “con 2.000 millones se podría resolver los problemas centrales y, de ese modo, afrontar la emergencia”.