Dispuso la creación de “un fondo federal solidario” que se repartirá el 70% para la Nación y 30% para las provincias. “Voy a firmar un decreto de necesidad y urgencia y los decretos que ha firmado esta Presidenta no son para quitarle nada a nadie“, señaló. Y afirmó que “esta reasignación representa más del 11% de lo que hoy se distribuye en masa coparticipable“.

Foto Telam

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció hoy en Olivos que “se creará un fondo federal solidario que se manejará con los mismos criterios que la coparticipación y será de más del 11% de lo que hoy se distribuye como masa coparticipable a las provincias, es decir 6.500 millones de pesos, que es mucho“.

“Esto significa también una disminución del superávit fiscal, pero es necesario, porque sostener la cuenta de la Nación implica sostener la cuenta de las provincias y de los municipios”, agregó.
Además, afirmó que “la medida significa profundizar la redistribución del ingreso” y dijo que “estos momentos del mundo nos obligan a tener mucha templanza y responsabilidad, al oficialismo y a la oposición”.
Cristina añadió que “es preciso asegurar que los coletazos de esta crisis lleguen en la menor medida posible a la Argentina, y esto exigirá una responsabilidad muy profunda de quien dirigen, de quien legisla y de todos los argentinos”.