El martes por la mañana se inauguró el sistema para el pago electrónico del peaje en el Túnel Subfluvial que une las capitales de Santa Fe y Entre Ríos. El acto, a pesar que se realizó del lado de Santa Fe, tuvo una notoria sorpresa: la ausencia de los funcionarios de la administración Binner.

Sólo asistieron a la ceremonia el secretario de Planeamiento e Infraestructura de Entre Ríos, Guillermo Federik, junto al director del Túnel Subfluvial por esa provincia, Jorge Leal, quien le dedicó algunas palabras a su par santafesino, Erwin Ziener: Ellos no pueden decir que no estaban notificados ni sabían, si uno está todos los días presente ejerciendo la conducción del ente es muy difícil que esas cosas se le pasen por alto.
El funcionario entrerriano remarcó: Hubo un acuerdo entre los ministros de cada provincia, que acordaron la inversión, no entiendo por qué Zwinner no estuvo. No es fácil la relación, no lo voy a negar.
Santa Fe dijo que se tomó una decisión unilateral con la que no se está de acuerdo
El sistema está funcionando muy bien, en dos días hubo 50 adherentes al peaje electrónico, subrayó Leal y agregó: Hubo desinteligencias que se deberán corregir y en esto también hago autocrítica.
Tenemos la aprobación de los ministros para hacer esa inversión y aún la representación de Santa Fe no ha procedido a la firma para el llamado a licitación del nuevo sistema. Los tiempos de ellos son otros, distintos a los nuestros. No podemos pedir permiso para todo, sus tiempos no son los únicos que rigen la vida institucional del Túnel, dijo.
Por su parte, el director representante de Santa Fe, Erwin Zwiener, aclaró: Si gastamos más de 70.000 dólares en un mecanismo moderno, tenemos que poner un sistema de cobro que facilite al usuario la adhesión. Había que esperar 15 o 20 días más, se hablaba con un banco o con las tarjetas de crédito y se consensuaba un cobro por débito automático.
Los impulsores del sistema hemos sido nosotros y pensamos que falta delinear la modalidad de cobro, que debería ser como en todos lados, con cuenta corriente, dijo.
Según Zwiener, hoy se está aplicando el mismo sistema que con los viejos abonos. Se precipitó y se tomó una decisión unilateral con la que nosotros no coincidimos, dijo Zwiener y agregó: Poner una modalidad nueva para volver al viejo cobro, donde la persona tiene que ir de 7 a 12.30 a comprar 20 pases, con la previsión de que no se le venzan, es incómodo.
Al mismo tiempo, el funcionario santafesino mostró las dificultades que tienen ambos para comunicarse: No había apuro, no se trataba de habilitar una obra importante, esto es un criterio y una lógica distinta que tenemos sobre el manejo del Túnel, definió el arquitecto. Asimismo, consideró que no pueden darle lugar a esa prepotencia. Hemos sostenido este criterio, pero ya es imposible dialogar con Leal, tengo otro criterio técnico, concluyó Zwiener.