El gobierno de Santa Fe firmará la adhesión ??bajo protesta?? al Fondo Federal Solidario, que es el necesario consentimiento para recibir el equivalente al 30 % de las retenciones a las exportaciones de soja; “aunque no resuelven el problema del campo“, aclaró.

Así quedó confirmado por el gobernador Hermes Binner después de la amplia reunión multisectorial que encabezó en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno, y a pesar del enojo de varios productores autoconvocados de todo el territorio que estuvieron presentes.
De todas maneras, el Poder Ejecutivo santafesino indicó que en los próximos días se seguirán recibiendo los puntos de vista de los sectores del trabajo y la producción y propuestas de las instituciones de la provincia, porque recién el lunes próximo se oficializará la adopción definitiva sobre el tema.
El mandatario había anticipado el lunes que estaba a favor de suscribir el acuerdo pero ayer, luego de escuchar la opinión de dirigentes políticos, agropecuarios y gremiales, pareciera ser que legitimó su decisión. Aquí mayoritariamente están a favor de adherir, justificó el socialista, que también confirmó a Diario UNO que la distribución secundaria, desde la provincia a los municipios y comunas, se realizará con los parámetros que marca la ley de coparticipación local.
Por su parte, la mayoría de los legisladores justicialistas que participaron del encuentro se quejaron de esa forma de reparto, porque a través de los actuales coeficientes se beneficiarán las ciudades de Santa Fe y Rosario, con mayor número de población pero sin producción de soja, en desmedro de otras localidades que viven ??y mueren?? del monocultivo. No obstante, se mostraron a favor de adherir al fondo sojero bajo protesta.
Éste es el momento más difícil de nuestra gestión, reconoció el gobernador ante los concurrentes mientras explicaba que la aceptación al ofrecimiento de la Presidenta no significaba avalar las políticas agropecuarias de la Casa Rosada, sino aprovechar al menos una parte de los recursos que se le extraen a la provincia en concepto de retenciones.

La aclaración oficial no fue gratuita, respondió a las fuertes críticas que le hicieron chacareros, presidentes comunales del PJ ??ligados al presidente del partido, el senador Ricardo Spinozzi?? y la diputada Alejandra Vuscasovich (ver página 5). Es que varios de los dirigentes que estaban en contra de la aceptación dejaron entrever que la reunión era solo una puesta en escena sobre una determinación que ya estaba tomada de antemano.
En tal sentido, el gobernador contestó: No hay un acto de administración realizado sino que hay una posición política tomada. Sería de mal gusto haberlos invitado después de haber tomado una decisión oficial. Incluso, para dejar en claro la posición del Estado provincial, Binner aseguró que Santa Fe seguirá batallando por la quita de las retenciones a la producción agropecuaria, porque estima que en 180 días podríamos generar una reactivación de la economía.
Nosotros no bajamos nuestra bandera; no decimos «a cambio de las retenciones aceptamos esto», porque estamos convencidos de que para movilizar la economía hoy hay que recurrir a la derogación de las retenciones por 180 días (…). Éste es un momento en el que hay que tomar decisiones, que no siempre son lo simpáticas que uno desea, disparó el socialista a las suspicacias.
Además, repitió que en la Argentina no hay un problema de falta de liquidez sino de confianza, que existen grandes posibilidades de movilizar la economía si hay seguridad jurídica y que somos la única provincia que tiene un programa para el campo.
Terminado el encuentro y ya en diálogo con la prensa, el mandatario ratificó que el mecanismo de coparticipación de las retenciones a la soja a los municipios y comunas ??desde la provincia?? se hará de acuerdo a las leyes vigentes, cuya distribución se asienta en la cantidad de población y no en su PBG (Producto Bruto Geográfico).
Es decir, no habrá mayores recursos para aquellos distritos que produzcan más en relación a los que no tengan dicho monocultivo. Esa decisión es la que objeta el justicialismo, porque consideran que las localidades más beneficiadas serán Santa Fe y Rosario, administradas por el Frente Progresista. Otra situación político-económica que plantean también pasa por otorgar más recursos a las ciudades de segunda categoría (menos de 100 mil habitantes) y a los pueblos.
??Usted dijo que está en el momento más difícil de su gestión.
??Como decisión, porque indudablemente nosotros venimos trabajando desde el primer día de nuestra gestión en un sentido, y tenemos que responder también en función de las necesidades de nuestras provincias. Aquí todos los días tenemos a los presidentes comunales, a los intendentes que están reclamando un poco de oxígeno para sus gestiones, y bueno, tenemos ver de qué manera podemos atender estas demandas.
??Si no se modifica el régimen de coparticipación vigente para repartir este fondo, ¿no se estaría siendo injusto con los pequeños y medianos distritos, que son los que más producen?
??Es que no está pensado en base a lo que se produce, por eso se distribuye como fondo solidario de compensación a todas las provincias argentinas, tengan o no tengan la producción de soja. Y creo que realmente hay que pensarlo como una ayuda extraordinaria para que los municipios y comunas, y los gobiernos provinciales, puedan salir adelante.
No tenemos otra herramienta, dijo el mandatario
Hermes Binner dijo que la relación con los sectores agropecuarios es buena, a pesar de que varios dirigentes chacareros se molestaron por la inminente aceptación al Fondo Federal Solidario ideado por Cristina Fernández.
Con los productores tenemos diálogo en forma continua, tal es así que lo que ayudó la provincia de Santa Fe a los sectores desprotegidos de los pequeños y medianos productores por la sequía y por la situación general, realmente es inédito en nuestra provincia, manifestó el gobernador.
??La Bolsa de Comercio de Santa Fe dice que a la provincia no llegarán 500 millones de pesos sino la mitad, ¿eso lo tienen cuantificado?
??Más allá de la cuantificación estamos viendo el tema cualitativo. Tenemos que dar una respuesta nosotros también y no tenemos otra herramienta, no podemos fabricar dinero aquí; tenemos que reclamar por los derechos que tiene Santa Fe, que no son pocos y que inclusive estamos en tiempo de reclamos administrativos. Son muchos derechos que hoy no son tenidos en cuenta al momento de la redistribución nacional.
Por último, el titular del Poder Ejecutivo santafesino dijo que hará todo lo posible para que la decisión de la Presidenta no divida a la dirigencia política. Somos todos argentinos, expresó.