La directora de Promoción y Protección de la Salud, Andrea Uboldi, aseguró este mediodía que -hasta la fecha- existen 38 pacientes sospechosos de tener dengue en nuestra provincia, 13 de los cuales fueron confirmados por laboratorio, que padecen esta enfermedad que se transmite a través del mosquito Aedes aegypti, existente en el territorio provincial.

Aedes aegypti

Asimismo, aclaró que “son todos casos importados, es decir, contagiados en un lugar donde hay brotes declarados“, 11 de los cuales corresponden a pacientes que se están atendiendo en el Nodo Rosario, 1 en el Nodo Santa Fe (un niño de 3 años, que ya fue dado de alta del Hospital de Niños de nuestra ciudad, que había estado de viaje en la localidad de Embarcación, en Salta), y 1 en el Nodo Venado Tuerto (atendido en Rufino).

En tanto, la funcionaria planteó que “el Laboratorio Central de nuestra ciudad comenzó a recibir las muestras de algunos pacientes sospechosos, para identificar el virus, de manera de poder agilizar las confirmaciones de los casos de esta enfermedad. De esta manera, en tres días tenemos los resultados de laboratorio. Sólo enviamos al Instituto Maistegui de la Nación las muestras, cuando se sospecha un caso de dengue u otras enfermedades, como hantavirus, por ejemplo, especialmente cuando los pacientes tienen antecedentes de haber viajado a las zonas de riesgo“.
Por último, Uboldi aclaró que la entrega de repelentes está prevista como parte del tratamiento de los casos sospechosos que requieran aislamiento, una vez que retornen a sus hogares, y recordó que se han registrado casos de dengue en diferentes países limítrofes, como Paraguay, Brasil y Bolivia, y otros de dengue autóctono, es decir, que se contagiaron en nuestro país, por ejemplo, en distintas localidades de la provincia de Salta, entre ellas, Orán, Salvador Mazza y Tartagal.

Todos tenemos que colaborar

Por este motivo, el director del Programa de Zoonosis, Javier Colombo, insistió en extremar las medidas preventivas para evitar contraer el dengue, ya que no existe tratamiento ni vacuna eficaz para esta enfermedad.
Tras recomendar la consulta médica en caso de presentarse un cuadro febril sin causa aparente, sobre todo si la persona viajó al norte del país o a países limítrofes, puntualizó distintas recomendaciones para prevenir el contagio de dengue.
Dado que la hembra del mosquito que transmite el dengue pone sus huevos en las paredes de recipientes con agua, debe evitarse su acumulación producto de la lluvia, por ejemplo en objetos que así lo permitan: latas, botellas, envases, barriles, etc. (se debe vaciarlos, desecharlos o ponerlos boca abajo); cubiertas o neumáticos (eliminarlos o dejarlos bajo techo); tanques, bidones de almacenamiento de agua (mantenerlos herméticamente tapados con tapas o telas mosquiteras; pasar el agua de un depósito a otro a través de una tela limpia una vez por semana, para eliminar huevos y larvas).
También recordó que se debe cambiar todos los días el agua de floreros o de consumo de animales; mantener sin agua y boca abajo cuando no se utilicen los recipientes en uso como baldes, jarras, carretillas o regaderas; mantener limpios para evitar estancamiento de agua, los techos y canaletas de las viviendas; hacer agujeros para que drene el agua de macetas u objetos en desuso que no puedan eliminarse; entre otras medidas.
Por último, el jefe del Programa de Zoonosis destacó que el agua que se mantenga estancada una semana puede generar miles de mosquitos, por lo que todo depende de “nuestra conciencia y conducta para aplicar estas recomendaciones simples pero efectivas“.