|

La oferta turística de la región es la más elegida para Pascuas

La crisis y el dengue hicieron desistir a muchos de viajar a los lugares tradicionales para esta fecha. En las cabañas, las reservas están completas desde hace 10 días. Los gastronómicos tienen esperanza.

Foto Diario UNO

Semana Santa viene complicada en cuanto al turismo en el país, la crisis económica y la epidemia de dengue en el norte del país generaron una caída en la venta de paquetes turísticos y muchos santafesinos apostarán a las cabañas y a las ofertas en Santa Fe. También se espera que algunos habitantes de otras localidades cercanas aprovechen las opciones de la capital provincial.

El viajero decidió posponer su viaje. Eso hace que las cifras para Semana Santa sean bastante inferiores a lo que fue el año pasado, explicaron desde las empresas de turismo de la ciudad.
Y agregaron: La gente elige normalmente cataratas, que es la vedette de esta época, y ahora no se puede ir por el dengue. Las otras opciones siempre son Córdoba y la costa, algún lugar no muy lejos porque son pocos días.
En los hoteles y restoranes de la ciudad se espera que haya un mayor movimiento que otros años por esa misma razón y por el hecho de que la ciudad, de a poco, va ampliando su oferta para el turismo. Ésta será la primera Semana Santa para el casino, el nuevo shopping y el catamarán.

Aire libre y paz

Una opción que siempre suma adeptos son las cabañas. Tenemos todo completo. Las reservas se terminaron hace 10 días, explicó Rubén Temperino, encargado de Cabañas Cayastá. Y agregó: La gente elige la tranquilidad, paseos en lancha. Hay poca pesca. Vienen más que nada grupos familiares y hay gente que te pide cuatro o cinco cabañas. Sin embargo, este año se trabajó un 10 por ciento menos que el año pasado en enero y febrero.
En ese sentido, explicó que cambiaron alguno hábitos. Antes la gente se iba una vez 10 días de vacaciones, ahora a lo mejor salen por dos o tres días varias veces en el año, dijo Temperino.

La situación es complicada

El presidente del Centro Comercial, Daniel Bustamante dijo que en principio las ventas han bajado comparativamente entre un 20 y un 25 por ciento en los dos primeros meses del año respecto a 2008. Así que no creo que Semana Santa sea distinta. Hay una gran contracción. Creería que esto es motivado por una falta de dinero bastante marcada en la población. Eso se suma a la incertidumbre que es normal en esta época. En todos los rubros es bastante marcada la baja.
Hay menos dinero dando vuelta y eso trae una incertidumbre importante. En el comercio todavía no ha habido despidos. Nuestro sector representa la fuente de trabajo más importante de la ciudad.
Para Semana Santa el turismo se complica más todavía. Con esta epidemia del dengue hay muchos lugares que son tradicionales para esta época que no están siendo demandados. Se resintió la venta, sobre todo el noroeste y el noreste del país. Hubo cancelaciones y menos contrataciones.

Hay buenas expectativas

El presidente de la Asociación Hotelera y Gastronómica, Luis Hedigger, anunció que las expectativas no podemos decir que son excelentes por la crisis que se está viviendo, pero tenemos fe a que pase algo bueno. Generalmente en Semana Santa nunca hubo un gran movimiento pero dadas algunas acciones que se encararon esperamos tener algunos resultados.
Es muy relativo si habrá un incremento en el sector gastronómico por el hecho de que menos gente viaje este año. Hay una cuestión de idiosincrasia que la gente cuando viaja sale y cuando está acá no. Eso es lo que normalmente ha pasado.
Expectativas siempre hay, no puedo decir que esperamos colmar la gastronomía pero sí tenemos una expectativa mayor. Eso responde a los nuevos emprendimientos que tiene la ciudad aunque todavía no se haya instalado en el imaginario de la gente que vive en la región.
Obviamente estamos en mejores condiciones que otros años pero no significa que va a ser la semana que nos va a salvar. El año pasado no hubo mucho movimiento. Las propuestas locales cobran fuerza en medio de la crisis

Hotelería. Esperan que sea mejor.

Si bien, generalmente, no hay una gran ocupación para esta fecha, los empresarios anhelan que se empiece a ver un mayor caudal de turistas a raíz de diferentes acciones de promoción.

Bares y restoranes. Con menú especial.

La mayoría de las empresas gastronómicas ofrecerán un menú de pescado, en especial el Viernes Santo. Se espera que haya una buena concurrencia durante todo el fin de semana largo.

Las cabañas. Completísimas.

Desde hace 10 días la capacidad de las cabañas en la zona de la costa provincial está completa. Los paquetes son de jueves a domingo pero hay gente que va más días. Viajan, mayormente, familias.

Los viajes. Muchos suspendidos.

Las empresas de turismo registraron una baja en la demanda de pasajes a los destinos turísticos por la crisis. Además la epidemia de dengue generó cancelaciones en viajes a cataratas y el noroeste.

Fuente Diario UNO
blog comments powered by Disqus