|

Button volvió a ganar, esta vez en Barcelona

El británico Jenson Button extendió hoy su dominio en el campeonato del mundo de Fórmula 1 al conseguir en el Gran Premio de España su cuarto triunfo en cinco carreras.

Foto EFE

En el podio, lo secundó su compañero en el equipo Brawn GP, el brasileño Rubens Barrichello, mientras que el tercer lugar fue para el Red Bull del australiano Mark Webber por delante de su compañero de equipo, el alemán Sebastian Vettel, que a falta de cuatro vueltas superó al Ferrari del brasileño Felipe Massa.

Pese a la mejora, Massa tuvo problemas de combustible en la parte final de la carrera y acabó sexto, superado también por el ídolo local español Fernando Alonso (Renault).
Button hizo buena la “pole position”, como es habitual en Barcelona: en las 19 carreras en el Circuito de Cataluña en 15 ganó el “poleman”.
El británico amenaza con monopolizar el campeonato tras haber ya ganado en Australia, Malaisia y Bahrein. Suma 41 puntos y está por encima de los 27 de Barrichello, que se vio perjudicado por una estrategia de tres paradas. Es la quinta victoria del británico en su carrera.
Alonso acabó quinto y consiguió así cuatro puntos para su cuenta. El actual campeón del mundo, el británico Lewis Hamilton, terminó noveno con su McLaren-Mercedes, sin puntos.
En un circuito como el de Cataluña la primera vuelta, la primera curva, la salida, se antojaban cruciales.
El peligro, según Button, era Massa con la potencia extra de su KERS en la salida. Quizás por tanto pensar en ese brasileño se olvidó de otro, su compañero Barrichello, que salió tercero y adelantó por el exterior a Vettel y a Button. El alemán tampoco pudo aguantar el arranque de Massa, que se situó tercero.
Alonso ganó dos posiciones gracias a la mala salida de los Toyota. Timo Glock pasó a ser octavo y Jarno Trulli se salió en la primera curva. Al tratar de entrar, con el coche descontrolado, se llevó por delante al Force India de Adrian Sutil, mientras los dos Toro Rosso se chocaban.
Los cuatro bólidos quedaron fuera de carrera y el coche de seguridad salió mientras se limpiaba la pista.
En la quinta vuelta se relanzó la carrera. El finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari) fue el más beneficiado del choque múltiple al pasar del puesto decimosexto al décimo. Hamilton comenzó a remontar con su McLaren-Mercedes, mientras su compañero Heikki Kovalainen quedaba fuera por problemas en el coche.
Con la carrera ya estabilizada, el Circuito de Cataluña demostró de nuevo que es un trazado en el que resulta complicado adelantar. Para más cambios había que esperar a los repostajes, pero los Brawn GP iban ya lanzados con más de cinco segundos de ventaja del tercero.
En la vuelta 17 entró Button, una vuelta después Barrichello, que hizo una parada más rápida que su compañero y salió por delante de él. Al mismo tiempo, Raikkonen completaba un fin de semana para olvidar (otro) cuando su Ferrari se quedó parado. Nuevo problema de fiabilidad en la “scuderia”.
Massa y Vettel se jugaron la tercera plaza en el pit lane y el brasileño la defendió. Barrichello volaba con más de 11 segundos de ventaja sobre Button, que ayer admitió que para hacer la “pole” había tenido que copiar la configuración del coche de su compañero, muy rápido todo el fin de semana.
“Lucho para que llegue mi momento”, había dicho Barrichello, de 36 años, viendo cómo Button con el mismo coche había ganado tres de las cuatro carreras precedentes y se llevaba la gloria, los titulares.
A 35 vueltas para el final, Barrichello entró de nuevo a boxes. Iba a una arriesgada estrategia de tres paradas. Button iba a hacer dos. El británico estaba ya en cabeza y aventajaba en cinco segundos a Massa, dispuesto a hacer renacer a Ferrari y lograr sus primeros puntos del año.
El brasileño y Vettel se jugaron de nuevo la posición en el pit al entrar en el mismo giro, a 23 para el final. Mientras, Button seguía en pista y tenía el triunfo en su mano.
A 19 vueltas para el final entró Button en boxes. Era su última parada. A Barrichello aún le quedaba otra. El triunfo iba a ser de nuevo para el británico, pero el brasileño, que entró a falta de 16 giros de nuevo, tenía margen para acompañar a su compañero en el podio y firmar el segundo doblete de la temporada para Brawn GP.
Tercero ya era Webber, mucho más rápido que Massa, al que se le escapaba el añorado podio, y que su compañero Vettel en la segunda parte de la carrera. Pero el alemán peleó por la cuarta plaza. Su Red Bull era más rápido que el Ferrari. Era la única pelea en el asfalto en las últimas diez vueltas. Alonso era sexto y Hamilton transitaba en solitario en la novena plaza sin posibilidad de más.
A falta de cuatro vueltas, Vettel pudo adelantar a un Massa con problemas, al que también superó finalmente Alonso para alegría de la afición local.
Por lo tanto, los dos Red Bull se confirmaron como la segunda fuerza por detrás de los intocables Brawn GP. Button llegó a doblar al final a su compatriota Hamilton, actual campeón del mundo. Una imagen del cambio en la Fórmula 1 en 2009, que seguirá el 24 de mayo en Mónaco.

blog comments powered by Disqus