La jefa de guardaparques de la reserva, María Mutcolr, explicó  que los incendios ponen en riesgo la principal fuente hídrica de la ciudad de Córdoba. Hay otros focos en las Altas Cumbres y en el Tercer Cuerpo de Ejército.

Foto Cadena3.com

Las llamas ya han afectado 800 hectáreas de la zona. La guardafauna explicó que esa zona “es el principal reservorio de agua de Córdoba y Villa Carlos Paz porque los pastizales permiten conservar la humedad y que los ríos tengan agua y llenen los diques. Si el pastizal se degrada no se registra ese efecto esponja“.

Además de bomberos y personal de Defensa Civil de Córdoba, en el lugar están trabajando un total de 75 guardapaques de la Quebrada del Condorito, de la reserva de las Sierras de las Quijadas (San Luis), y de los parques nacionales El Palmar (Entre Ríos) y Lanín (Neuquén).
Así, en Córdoba quedan tres focos activos, dos en las Altas Cumbres, y otro en la ciudad de Córdoba en inmediaciones del Tercer Cuerpo de Ejército.
Hoy arrancamos con dos frentes, uno que nació en las Altas Cumbres y que causó tantas complicaciones, y el segundo, que es nuevo, se ubica en el predio del Tercer Cuerpo del Ejército y la autopista Córdoba-Carlos Paz. El resto está con guardia de cenizas, señaló a Cadena 3 el asesor del Ministerio de Gobierno de la provincia de Córdoba, Javier Sosa.
El funcionario, además, manifestó que los incendios fueron producidos por la mano del hombre.
Tengo bien en claro que estos incendios no fueron producidos por la naturaleza, pienso que es una conducta negligente e irresponsable de personas, precisó.
Por otra parte, Sosa se comprometió a asistir a los damnificados por las llamas. Gracias a Dios se registró un bajo impacto sobre bienes personales. Hoy recibiré a los dueños del restaurante de las Altas Cumbres que fue arrasado por las llamas. La Provincia se hará cargo de los bienes dañados. El Gobierno va a afrontar esta responsabilidad, adelantó el asesor del Ministerio de Gobierno.
Los bomberos lograron controlar ayer por la tarde todos los focos de incendio en las sierras de Córdoba y permanecieron durante toda la noche en guardia de cenizas.
Las llamas fueron sofocadas, aunque no apagadas en La Calera, Almafuerte, Icho Cruz, Cuesta Blanca, San Antonio de Arredondo, Las Jarillas y en el camino a las Altas Cumbres.
El aporte de los aviones hidrantes resultó vital para que pasado el mediodía los focos de incendios comenzaran a ser controlados en el Valle de Punilla.
Más de 180 efectivos de 24 dotaciones de bomberos trabajaron incansablemente en esa zona de las serranías. Por la intensidad de los incendios debieron ser evacuadas 72 personas en la zona del Valle de Punilla.
Sosa precisó esta mañana que todos los evacuados retornaron a sus hogares.