El Ente Nacional Regulador del Gas afirmó que el 81,7 por ciento restante quedó excluido de la implementación del cargo destinado a pagar la importación del fluido.

A su vez, la distribuidora GasBAN informó que el 78% de sus clientes están exentos de los aumentos. De esta manera, negaron versiones publicadas en algunos medios. “Ante las noticias distorsionadas en sus conceptos y en el tiempo, que se han difundido en los últimos días respecto de incrementos en las facturas de gas natural domiciliario, el ENARGAS quiere llevar tranquilidad a los usuarios de todo el país, ya que de forma alguna llegan a los extremos que irresponsablemente han sido mencionados y de ninguna manera afectan a una porción mayoritaria de la población”, señaló el ente a través de un comunicado.

A modo de ejemplo, el órgano de contralor dijo que en el área metropolitana “solamente un 11,35 por ciento de los usuarios son pasibles en el invierno -de mayo a septiembre- de abonar el cargo establecido para la importación de gas” y que esto “significa un alza total en sus facturas entre el 68,9 por ciento y 104,60 por ciento”.
“Esos usuarios (el 11,35%) consumen el 51,48 por ciento del volumen de gas con que se abastece a la Capital Federal para los usuarios domésticos, es decir que de 1.260.562.648 metros cúbicos que se suministran anualmente a los hogares porteños, 648.898.595 metros lo consumen ese 11,35 por ciento de los usuarios pasibles de Cargo Gas en el Invierno”, precisó el ENARGAS.
A renglón seguido, el ente que conduce Antonio sostuvo que los datos anteriores vienen “a contradecir palmariamente, entre otras cosas, lo que ha salido por medios electrónicos de un diario que muestra, para mal sustentar una alarma inexistente, dos facturas de gas natural del Área Metropolitana de un mismo usuario pero de dos períodos de consumo diferentes”.
Al referirse a las citadas facturas, el ENARGAS advierte que “en uno de ellos se advierte que ha consumido 33 metros cúbicos en dicho bimestre y en el siguiente consumió 603 metros cúbicos es decir casi 20 veces más y con ello se intenta espuriamente decir que ha habido un aumento desmesurado”.
“El aumento de lo abonado responde exclusivamente a un mayor consumo que por regla de tres simple básica, si algo tiene un precio y se consume más de ese algo entonces no es un incremento de su precio, solamente que debe pagar lo que consumió”, remarcó la entidad.
“Estos números por si sólo indican y hablan de la inexacta información que se esta brindado a todo la población donde se expone `aumentos que va desde 400% al 700%`. Y esto es incorrecto”, aseguró el ENARGAS.
En lo que respecta al resto del país -sin tomar en cuenta al área metropolitana- “los usuarios pasibles de abonar ese cargo oscilan entre el 5,37 por ciento y 19,64 por ciento del total, con subas que van desde el 81 por ciento al 153 por ciento, según las áreas geográficas”, abundó el parte de prensa.
De esta forma el promedio país, con un número total de 6.860.663 usuarios de gas por redes, sólo 18,29% de los consumidores son alcanzados por el cargo, mientras que quedan excluidos los sectores que utilizan el gas para satisfacer las necesidades de confort estándar que son 81,71 por ciento restante.
El ENARGAS recordó además la existencia de disposiciones destinadas a contemplar “que todos los usuarios pueden recurrir a las respectivas empresas que suministran el servicio para requerir las aclaraciones que necesiten acerca de sus facturas”.
Además, sin perjuicio de esto último, “las licenciatarias cuentan con procedimientos específicos para analizar las situaciones especiales en cada caso individual para el excepcional caso de haber una inclusión no deseada de correcta asignación de esfuerzos”, agregó el ente.
Por último, el ENARGAS recordó que cuenta con un área específica de atención de reclamos para los consumidores que no hayan tenido “la respuesta debida” de parte de las empresas concesionarias.