|

Colón se comió al “Lobo” en el Bosque

El “sabalero” sacó pecho en la capital de la provincia de Buenos Aires y, en un estadio repleto de hinchas “triperos“, se quedó con los tres puntos que estaban en disputa.

Maldonado en contra abrió el marcador, en el complemento Garcé (foto) marcó el segundo para de Colón de penal, descontó Vizcarra para Gimnasia. El equipo de Mohamed igualó la línea de Vélez y quedó a sólo un punto del líder, San Lorenzo. Colón le ganó por 2 a 1 esta tarde a Gimnasia y Esgrima, en La Plata, y se ubicó en la tabla de posiciones a sólo un punto del líder, San Lorenzo. El equipo del “Turco” volvió a mostrar mucho orden como argumento más sólido para justificar los tres puntos obtenidos.

Mohamed dispuso una defensa de tres jugadores, con Garcé en el puesto más cercano a Pozo. Ferrero y Goux ocuparon las puntas, uno por derecha y el otro por izquierda, respectivamente. Capurro jugó como el volante más retrasado, con la colaboración de Rivarola y Ramírez un poco más adelante. Por los costados, Gómez y Quilez recorrieron incansablemente los carriles. Adelante, Bauman y Nieto se mostraron movedizos y dispuestos a bajar hasta la mitad de la cancha para armar el juego junto con los volantes.

Pelotazo en contra

El primer tiempo fue parejo en el trámite y Colón contó con las situaciones de gol más clara. No obstante, la primera ocasión clarísima para marcar estuvo en la cabeza de Stracqualursi, el 9 de Gimnasia, confeso hincha de Colón. El delantero recibió un centro, sin marcas, en el punto del penal, pero su cabezazo cruzó el arco y se fue afuera.
A los 12 minutos, el sabalero contó con la primera situación de gol, cuando Goux logró cabecear solo en el área, luego de la ejecución de un tiro libre, pero el experimentado defensor de Colón pifió y le erró al arco.
Dos minutos después, el “Gato” Sesa, el arquero local, tapó dos “mano a mano” sabaleros: el primero en los pies de Bauman y la segundo en los de Nieto.
Al promediar la etapa, el árbitro dispuso un “tiempo muerto” para que los jugadores se refresquen, porque la temperatura era bastante elevada.
La única emoción de ese período se produjo a los 37 minutos, cuando Ferrero se proyectó y tiró un centro. Bauman llegó con lo justo para “peinar” la pelota y eso hizo que Maldonado (defensor “tripero”) venza a su propio arquero.
A los 41, Colón pudo estirar la ventaja por una buena jugada preparada que terminó mal Ramírez.
En los minutos finales, el arco rojinegro sufrió dos sobresaltos. Ferrero intentó despejar un centro y abolló el palo derecho de Pozo. Luego, Stracqualursi le erró al arco.

Pozo y diez más

En el segundo tiempo, Gimnasia dejó en claro que vendería cara su derrota desde el primer minuto, cuando Pozo debió esforzarse para rechazar al córner un remate de Cuevas, desde afuera del área.
A los cinco minutos, luego de un tiro libre dos jugadores del Lobo cabecearon en el área de Colón. El último, Romero, a escasos metros del arquero visitante, pero otra vez el convocado por Maradona reaccionó y rechazó la pelota.
Mohamed hizo entrar entonces a Bertoglio por Bauman, que había hecho un desgaste importante en el primer tiempo. Poco después, Torres reemplazó a Gómez.
El “Tripero” siguió martillando contra el área de Colón, no siempre con claridad, pero con determinación. A los 18 minutos, Pozo le tapó un mano a mano a Romero y se transformó en una de las figuras del encuentro.
A los 19 minutos, Rinaudo -el volante más importante del equipo azul y blanco- tocó la pelota con la mano, vio la segunda tarjeta amarilla y se fue expulsado. Entonces entró Pellerano por Quilez.
Para mayor tranquilidad santafesina, a los 30 minutos, luego de una jugada preparada por Mohamed (y van…), el arquero Sesa le cometió penal a Garcé y el mismo “Chino” (otro destacado) se encargó de cambiar la falta por gol.
Parecía que el conjunto santafesino iba a marchar con tranquilidad al triunfo, pero los delanteros rojinegros desperdiciaron varias situaciones muy claras de gol, el referí le anuló mal un gol (por supuesta posición adelantada) a Rivarola.
Pero a los 43 minutos, inexplicablemente quedó mal parada la defensa de Colón y Vizcarra quedó mano a mano con Pozo, que no pudo evitar la caída de su valla.
Gimnasia quedó a tiro del empate y los últimos instantes fueron “dramáticos”. A los 48 minutos Bertoglio erró un gol increíble, cuando enfrentó a Sesa y tiró la pelota por encima del travesaño.
Y a los 49 minutos, Vizcarra nuevamente hizo paralizar todos los corazones sabaleros. El ex Central anticipó a Pozo en un centro y la “bocha” picó y se fue besando el palo derecho.

A paso firme

El equipo dirigido técnicamente por Mohamed logró ubicarse entre los equipos que pelean el Apertura, pero a su vez dio otro paso importante en lo que todos -hinchas, jugadores, cuerpo técnico y dirigentes- mencionan como objetivo principal de la temporada: la Copa Libertadores.

blog comments powered by Disqus