Continuando con su evolución favorable, Ignacio Boero abandonó esta mañana la Terapia Intensiva del Policlínico Privado San Lucas, de Río Cuarto, donde ingresó ayer luego del accidente en la Final de la Clase 3, y ya se encuentra en una sala común del sanatorio, donde permanecerá en observación las próximas 24 horas. Si bien continúa con controles neurológicos y traumatológicos, Nacho mostró una gran evolución en su estado de salud.

En cuanto al accidente, Boero comentó: “Lo último que recuerdo es cuando me engrillé al lado de Leo Carducci, antes de largar. Pero después de eso no tengo más imágenes de la competencia y mucho menos del accidente. Quiero agradecerle a todas las personas que me manifestaron su afecto y me estuvieron acompañando: a los chicos del equipo, a la categoría, al personal del sanatorio, a mis colegas, a los sponsors“. Seguramente, luego de las próximas 24 horas de observación, Ignacio será dado de alta.

  Audio: Carlos Piaggentini, integrante del Boero Carrera Pro Team.

El Citroën C4 N 8, sufrió destrucción total y luego de la recuperación de Nacho se analizarán los pasos a seguir, aunque seguramente se comenzará a construir un nuevo vehículo. El equipo Boero Carrera Pro llegó en la jornada de hoy a Franck, donde está la sede del team, y evaluará la unidad con el fin de determinar las causas del accidente.

Pausado