El piloto cordobés se consagró por segundo año consecutivo campeón de la categoría TC 2000, en la 12ª y última carrera de la temporada que se disputa en el circuito semipermanente de Potrero de Los Funes de San Luis.

El piloto José María López (derecha) y Antonio Reid como invitado fueron los más rápidos. Tal cual se presumía “Pechito“, principal candidato a subirse a un auto de Fórmula 1 el año próximo, se coronó bicampeón del Turismo Competición 2000 al cabo de una accidentada carrera que se disputó este domingo en el majestuoso autódromo de Potero de Los Funes, en el marco de la última fecha de la temporada 2009.

El cordobés se coronó campeón durante la competencia, y tras la deserción del chaqueño Juan Manuel Silva, quien abandonó la competencia en el giro 24 luego de romperse la dirección hidráulica de su Honda Civic.
‘Pechito’, quien además tenía chances que alzarse con la Copa Endurance Series, debió conformarse con el campeonato, ya que también tuvo que abandonar la prueba por problemas mecánicos.
El trofeo finalmente quedó en manos del binomio conformado por Norberto Fontana-Ricardo Serra, quienes en la final se clasificaron en el tercer lugar.
De esta manera, López sumó su primer título de los tres que tiene chance de adjudicarse en la temporada, ya que también conserva firmes posibilidades de coronarse campeón en el Turismo Carretera y en el Top Race V6.
La carrera, la más larga en la historia del TC 2000, contó con múltiples matices ya que, además de los abandonos anteriormente mencionados, hay que destacar que la misma se disputó por momentos con piso mojado, con piso seco y contó con diez líderes diferentes durante sus dos horas de desarrollo.
López, quien el viernes estaba sumamente contrariado con su compañero de equipo Antonhy Reid, a raíz del accidente que protagonizó durante los ensayos, volvió a demostrar que en el plano local está un paso adelante que el resto de sus colegas.
Si bien las carreras hay que correrlas, solamente una catástrofe deportiva podía privar a López de su segundo título en el TC 2000.
‘Pechito’ ya había definido la cuestión en San Juan donde literalmente le robó el título a Silva al ganar de manera impecable ambas competencias en una fecha especial.
Con 30 puntos de ventaja y con 33 en juego, el ‘Pato’ Silva necesitaba algo más que un milagro para quedarse con el título.
Si bien el chaqueño le puso mucho enjundia a su participación en la carrera, fue evidente que la suerte estaba echada.
De esta manera y mascullando bronca, Silva dejó al equipo Honda -tras doce años- para seguir su carrera deportiva en Renault al que llega con ánimos renovados.
La victoria de la carrera fue para el binomio Gabriel Ponce de León-Daniel Serra el que dio la nota de la jornada luego de haber largado la final desde el puesto 26.
En tanto, Henry Martin/Ezequiel Baldinelli -ganadores entre particulares- y Leonel Pernia/Agustín Canapino, se clasificaron segundo y tercero, respectivamente.