|

Un “aceite milagroso” le dio el título a Emanuel Moriatis con el Ford Falcon

Faltando pocas vueltas para el final, “PechitoLópez, que tenía todo servido para la triple corona de categorías, se despistó junto a otros tantos pilotos debido a una perdida de aceite en pista, el “MagoMoriatis pudo mantenerse en pista y ganó la carrera, coronándose campeón argentino de TC.

Foto Telam

Emanuel Moriatis, con Ford Falcon, se consagró hoy campeón de la categoría Turismo Carretera al ganar la competencia que se disputó en el autódromo Juan y Oscar Gálvez, de Buenos Aires, de 5.651 metros, en la 16ª y última presentación del año ante gran cantidad de público.

Moriatis sumó 92 puntos en la Copa de Oro que le posibilitaron adueñarse del campeonato del TC, mientras que uno de los principales candidatos, José María “Pechito” López, acumuló 82,25 unidades.
Moriatis, de 29 años, oriundo de Lanús y que debutó en la categoría en 2002, logró un milagro y con gran esfuerzo y la suerte necesaria se llevó el campeonato que los seguidores de Ford no podían celebrar desde 2005, cuando lo hizo Juan Manuel Silva.
El podio fue completado por el quíntuple campeón Guillermo Ortelli (Chevrolet) y el chaqueño Silva (Ford Falcon).
La carrera tuvo durante gran parte de su desarrollo como puntero a Jonatan Castellano (Dodge Cherokee), pero una gran mancha de aceite proveniente de la rotura motor de Martín Basso (Torino Cherokee) le motivó un trompo al igual que a Moriatis que lo seguía y “Pechito” López (Torino Cherokee).
La fortuna determinó que el auto del “Mago” como lo reconocen sus amigos pudiera superar la acción y quedó sólo en la punta iniciando el sueño triunfal, mientras Castellano y López quedaban detenidos frente a las cubiertas de protección.
En el caso del postulante a ingresar en la Fórmula 1 en 2010 significó la frustración de lograr el tercer campeonato en una misma temporada (había ganado el del TC 2000 y el del Top Race V6/).
La programación se inició con la carrera de la categoría TC Mouras que dejó como ganador a Gastón Crusita (Ford Falcon) y consagró campeón a Gaston Ferrante (Ford Falcon), en una prueba accidentada.
Posteriormente se cumplieron con las 3 series selectivas del Turismo Carretera que dejaron como ganadores a Diego Aventín (Ford Falcon), Jonatan Castellano (Dodge Cherokee) y Emanuel Moriatis (Ford Falcon), respectivamente.
Poco despues se cumplió con la competencia de la divisional TC Pista donde ganó Matías Rodriguez (Chevrolet) y Tomás Urretavizcaya (Chevrolet) se llevó el título.
Juan María Traverso en su nuevo intento por superar el mejor tiempo clasificatorio del TC con una unidad BMW de alta gama, no pudo bajar el 1m.40s.930/1000 de Aventín y cronometró 1m.54s.930/1000.
Con Aventin y Castellano en la primera fila se inició la final del año del Turismo Carretera con las posibilidades para López, Altuna, Moriatis y Aventín para luchar por el ansiado campeonato que debía definirse en 25 vueltas.
Castellano en gran largada tomó la punta seguido por Aventín, Fontana, Moriatis, Rossi, López, Ortelli, Ledesma, Altuna y Bonelli, posiciones estas que se mantuvieron hasta el giro número ocho, en tanto que desertaban Catalán Magni, Pernía y Risatti.
Siempre con Castellano en punta escoltado por Aventín, Rossi superó a Fontana, en tanto que el resto seguía sin variantes y al cumplirse la vuelta 9 Fontana hizo un trompo y perdió las posibilidades de superarlo a Rossi.
La vuelta 13 fue fatídica para Aventín debiendo abandonar, igual situación le pasó poco después a Rossi por rotura del motor.
Pero en el giro 18 se despistaron varios entre ellos Castellano, Moriatis y López tras pisar una mancha de aceite, lo que motivó que el “Mago” al poder superar la situación se adueñara de la punta y comenzara a soñar con ser ganador y campeón.
Cuando faltaban 5 vueltas y con el Pace Car en pista las posiciones mostraban a Moriatis adelante seguido por Ortelli, Bonelli, Silva y Altuna que también seguía con posibilidades de campeonar, aunque desde los boxes se anunciaba que traía el diferencial roto, percance que se concretó poco después y debía abandonar.
Liberada la pista, Moriatis pudo concretar el milagro y tal como lo apodan sus amigos, “El Mago” ganó y se llevó el campeonato en una gran temporada que será inolvidable y celebrado por mucho tiempo por los seguidores de la marca Ford.

blog comments powered by Disqus