|

Los penales dejaron a Colón afuera de la Copa

El Sabalero cayó este martes en Chile ante la Universidad Católica. Fue 3 a 2 en los 90 minutos y 5 a 3 en los penales.

Foto EFE

A pesar de lo ajustado de la definición, el equipo santafesino fue ampliamente superado por el rival, que jugó mejor y futbolísitcamente mereció quedarse con la serie. Colón quedó eliminado esta noche de la Copa Libertadores de América al perder en la tanda de penales con la Universidad Católica de Chile que, de esta manera, consiguió el pasaje para la Segunda fase, donde competirá en el Grupo 8.

Los locales ganaron el encuentro por 3 a 2, el mismo resultado por el que Colón ganó en Santa Fe y el único score que llevaba la definición a penales, instancia en la que los “cruzados” se impusieron por 5 a 3.
El encuentro, como la llave, tuvo de todo. Muchos goles, penales, expulsados y una emotividad que mantuvo las pulsaciones elevadísimas y que será recordada como una serie memorable, a pesar del del saldo negativo para los Sabaleros.
En definitiva, a pesar de quedar los santafesinos a un paso del objetivo de entrar a la zona de grupos, hay que aceptar que fue el mejor de los dos el que se quedó con la llave, sobre todo por lo hecho en el partido de vuelta, donde la Católica dominó de principio a fin, fue ampliamente superior en un partido en el que tuvo muchísimas oportunidades de gol y que pudo definir al término del primer tiempo.
La sacó barata
Los locales dominaron el partido desde el comienzo y a los 9 minutos contaron con la primera chance de gol, cuando un centro pasado y “llovido” le quedó a Toloza que, entrando por el segundo palo, remató fuerte y muy alto.
Dos minutos después, el mismo volante encaró, encontró espacios y remató desde larga distancia exigiendo la intervención de Pozo, que apenas alcanzó a desviar la pelota y esta dio en el travesaño.
A los 13’ fue Díaz el que sacó otro remate de larga distancia, un tiro formidable que se estrelló en el travesaño cuando, esta vez, Pozo sólo atinó a mirar la trayectoria del balón.
Posteriormente, a los 18’, llegó un pase en profundidad para Martínez, que corrió varios metros sin marca, entró al área con pelota dominada y tiempo y espacio para definir a su antojo en el mano a mano con Pozo. El volante cruzó la pelota al segundo palo y el arquero sabalero tuvo una extraordinaria reacción para evitar el gol.
Los locales eran cada vez más peligrosos y obligaron a los de Mohamed a meterse todos en su campo para reducir los espacios en el medio, donde los volantes de la Católica manejaban el juego con mucha comodidad.
Sin embargo, esto no evitaba que los chilenos siguieran llegando. A los 22’ el que tuvo una muy buena oportunidad fue Morales, que recibió solo dentro del área y remató cruzado y desviado en el mano a mano con el arquero rojinegro.
Lo de Colón en ataque sólo se limitaba a tirarle pelotazos a los “tanques” de arriba y, a pesar que la fórmula estaba lejos de dar resultados, a los 34’ estuvo cerca Nieto, cuando Fuertes presionó al arquero Garcés y lo complicó en la salida, hubo un mal despeje y la pelota le cayó al ex Huracán, cuyo tiro pegó en un defensor y se fue al córner.
Hasta que a los 40’ llegó la apertura del marcador, un premio merecido para los locales que consiguieron el justificado 1 a 0 luego de un buen centro de pelota parada que en el área chica cabeceó Hernández ante la salida de Pozo.
Después del gol, la Católica tuvo tres oportunidades más, todas muy claras. La primera en los pies de Mirosevic, al que Pozo le sacó un mano a mano notable. Luego, Morales remató apenas desviado desde una posición incómoda, y el mismo delantero cabeceó a los 47’, encontrando otra buena respuesta del arquero, la figura del visitante.
Antes del cierre del primer tiempo, Garcé debió ser reemplazado por problemas físicos, con lo que el pitazo final del árbitro fue un bálsamo para los rojinegros, que se iban al descanso perdiendo 1 a 0, luego de haber sido ampliamente superados por los de la “U”, que pudieron hacer varios goles más.
Infartante
En el segundo tiempo los de Mohamed se adelantaron más en el campo, ya que el 1 a 0 los eliminaba del certamen, pero el local encontraba más espacios. Así, a los 6’ y de contragolpe, Díaz remató desde el borde del círculo central aprovechando que Pozo estaba adelantado, y su tiro rozó el travesaño. Hubiera sido un golazo.
Hasta que llegó el momento de Colón en el partido, tan efímero como efectivo, ya que en dos minutos revirtió el resultado. A los 8’ Coudet efectuó un lateral buscando a Nieto, que “peinó” la pelota al centro del área donde estaba Fuertes que, con un toque sutil, la acomodó para la entrada de Moreno y Fabianesi que cabeceó pegado al palo para poner el 1 a 1.
En la siguiente jugada le cometieron un claro penal a “Pirulo” Rivarola que el “Bichi” no desperdició y convirtió para establecer un inesperado 2 a 1.
A partir de ahí el partido se abrió, y de contra, a los 13’, Fuertes tiró desviado un remate desde fuera del área.
Pero los locales volvieron a inclinar la cancha en su favor, y llegaban y exigían cada vez más. A los 17’ tuvieron dos chances clarísimas en una misma jugada, primero con un tiro de Vranjican que desvió muy bien Pozo, y en el rebote el tiro cruzado de Toloza se estrelló en el palo.
Se había armado un partidazo y los locales necesitaban ahora dos goles para forzar los penales, y a los 23’ tuvieron una inmejorable oportunidad de descontar con un penal ejecutado por Mirosevic (hubo mano de Goux), aunque la figura rojinegra, Diego Pozo, se lo contuvo.
Un minuto después, vio la tarjeta roja Salustiano Candia (doble amarilla), lo que le otorgaba otro condimento más a un partido que era no apto para cardíacos.
Ya con uno menos el Sabalero se terminó de atrincherar y los dirigidos por Figeroa eran cada vez más profundos. A los 29’, una magistral ejecución de un tiro libre por parte de Rodrigo Toloza, le dio el empate a los chilenos (2 a 2), que aún necesitaban un gol más para llevar la definición a los tiros desde el punto del penal. El volante le dio de zurza, con mucha “rosca”, clavando la pelota en el ángulo.
Los “cruzados” siguieron atacando, como casi todo el partido, arrinconando a Colón contra su propio arco. Por eso no extrañó que convirtieran el tercer tanto luego de una jugada de pelota parada: llegó el centro abierto y al fondo, un jugador la metió de cabeza al área chica, Pozo no pudo contener el balón y J.J. Morales la mandó al fondo de la red para darle el triunfo a su equipo (3 a 2) y dejar la serie igualada (5 a 5).
En los minutos finales los locales fueron por el cuarto gol que les diera el pasaje directo a la Segunda fase, y estuvieron muy cerca, primero Vranjican y luego Morales, y en ambas jugadas fue la pierna de Mosquera la que evitó la caída de la valla. En el descuento, a 30 segundos del final, Pozo desvió el último tiro del partido, un remate de Vranjican que iba adentro.
De ahí, derecho a los penales para definir una serie extraordinaria, con 10 goles y con todos los condimentos posibles.
En los disparos desde los 12 pasos, los locales ganaron el sorteo y empezaron pateando. Convirtieron los cinco tiros, mientras que Garcés, de poca actividad durante los 90 minutos, le detuvo el tiro a Moreno y Fabianesi (el arquero se adelantó varios pasos). Eso dejó en desventaja a Colón que terminó cayendo por 5 a 3.
En líneas generales, la serie fue ganada con absoluta justicia por el equipo chileno, que futbolísticamente fue mucho más en los 180 minutos, en los que Colón se mantuvo vivo por su efectividad, ya que en los dos partidos aprovechó los pocos momentos de dominio para convertir, sobre todo en Chile, donde sólo fue superior en dos ó tres minutos, lapso en el que convirtió dos veces.
Principalmente en la revancha, el Sabalero se dedicó a defender y resistir, ya que fue ampliamente superado por el rival, que contó con muchísimas ocasiones de gol y pudo definir la serie sin necesidad de ir a penales. Más allá de la bronca de los hinchas y de los jugadores, habrá que reconocer que clasificó al Grupo 8 el equipo que jugó mejor la serie.

Síntesis

Universidad Católica

Paulo Garcés; Leonel Mena, David Henríquez e Ismael Fuentes; Rodrigo Valenzuela, Alfonso Carreño, Hans Martínez y Rodrigo Toloza; Damián Díaz y Milovan Mirosevic; Juan josé Morales. DT: Marco Anotnio Figueroa

Colón

Diego Pozo; Salustiano Candia, Ariel Garcé, Marcelo Goux y Nicolás Torres; Iván Moreno y Fabianesi, Alejandro Capurro y Germán Rivarola; Facundo Bertoglio; Esteban Fuertes y Federico Nieto DT: Antonio Mohamed.

  • Goles: PT 40’ Henríquez (U); ST 8’ Moreno y Fabianesi (C); 10’ Fuertes -de penal- (C); 29’ Toloza (U); 37’ J.J. Morales (U).
  • Cambios: PT 45’ Eduardo Coudet x Garcé (C); ST 15’ Pablo Vranjican x Carreño (U) y Cristian Pellerano x Fuertes (C); 28’ Jossimar Mosquera x Bertoglio (C); 31’ Rodrigo Mannara x Valenzuela (U).
  • Penales: Comenzó ejecutando la Universidad Católica, que convirtió los cinco disparos: Toloza, Mirosevic, Vranjican, Díaz y Mannara; mientras, por Colón convirtió Coudet, le atajaron el disparo a Moreno y Fabianesi, y luego anotaron Pellerano y Rivarola (Nieto estaba designado para ejecutar el quinto penal pero la serie quedó definida antes).
  • Amonestados: Henríquez, Toloza, Martínez (U); Capurro, Torres, Bertoglio (C).
  • Expulsado: ST 25’ Candia (C).
  • Incidencia: ST 23’ Pozo (C) le atajó un penal a Mirosevic (U).
  • Estadio: San Carlos de Apoquindo (Universidad Católica de Chile).
  • Arbitro: Carlos Torres (Paraguay).
blog comments powered by Disqus