Foto Sala de Prensa - Presidencia de la Nacion

La presidenta Cristina Fernández presidió hoy en Ushuaia el acto central de conmemoración del 28 aniversario de la guerra por las Malvinas. Allí convocó a universalizar el reclamo argentino porque el archipiélago representa una rémora del colonialismo que debe desterrarse.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner instó en su discurso de homenaje a los caídos en las islas hace 28 años a universalizar la cuestión Malvinas para que “se sepa que no es un capricho de jurisdicciones, sino que representa el mundo en el que queremos vivir”.
Agregó que se trata de una mancha en ese mundo que los países centrales dicen querer curar y borrar, y expresó su agradecimiento a la solidaridad de los hermanos latinoamericanos sin excepción así como la inquietud que empiezan a mostrar las grandes potencias ofreciéndose a mediar para que se cumpla la resolución de las Naciones Unidas por la soberanía de las islas Malvinas y se pueda negociar con el Reino Unido.
Condenó sobre el particular duramente que el Reino Unido incumpla las resoluciones de las Naciones Unidas que determinan que ese gobierno acuda a una mesa de negociación sobre la cuestión junto al gobierno nacional, “por el solo hecho de tener un sillón en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”.
“Este doble estándar tiene que ser revisado, porque sino puede ser aplicado en otros ámbitos, muchos mas graves”, expresó.
“Porque sino tal vez les será aplicado en otros ámbitos, en otros lugares y en situaciones más graves y conflictivas”, enfatizó la Presidente para agregar: “Que no nos vengan a correr con los fantasmas de que queremos tomar militarmente las islas”.
Cuestionó en tal sentido que regó hoy por que “cada país respete las fronteras del otro”
Al comienzo de su alocución, la Jefa de Estado había señalado que su primer encuentro con los combatientes había sido en pleno conflicto, en 1982, dado que en esa época vivía en Río Gallegos con su familia. Por eso, recordó que el conflicto era vivido en carne propia por los patagónicos, pero no así en el resto del país, donde “la guerra era un falso relato mediático”.
Asimismo, condenó “la vergüenza de esconder a nuestros combatientes cuando volvían de las Islas”, y en ese sentido sostuvo que algunas personas instaron a esa situación con “buena fe” dado que relacionaban al conflicto directamente con los intereses del gobierno militar, pero “otros lo usaron como una estrategia sutil e inteligente para lograr el objetivo final: que los argentinos renunciáramos a lo que nos corresponde por historia, por sentido común y por geografía”.
Para la Presidenta, “pretender soberanía a 14 mil kilómetros de distancia no es sostenible desde el sentido común”.
Y aseveró que retener el control sobre el archipiélago “no es por parte del Reino Unido un ejercicio de soberanía, es un ejercicio de imperialismo”.
Por eso convocó a defender la soberanía con “inteligencia y perseverancia”, presentando el reclamo en todos los foros internacionales.
“Tenemos que elevar el reclamo en paz, enfocados en a vigencia del derecho internacional”, sostuvo la Mandataria, y agregó: “Que no nos vengan a correr con fantasmas, diciendo que los argentinos queremos tomar militarmente Malvinas”
“La vieja inteligencia de esa vieja potencia colonial debería saber que no podemos ser vistos como una amenaza”, aseguró.
Para la Presidenta, este reclamo “trasciende a la Argentina” porque apunta a “lograr que se viva en un mundo donde se respeten los derechos de todo los países”.
“Tenemos que tomar a Malvinas no solamente como una cuestión nacional, debe ser un ejemplo del mundo que queremos, debemos universalizar la cuestión de Malvinas”, dijo Cristina Fernández.
Por otra parte, agradeció “la solidaridad de nuestros hermanos latinoamericanos sin excepción” y destacó como positivo que “han comenzado a interesarse las grandes potencias en ofrecerse como mediadores”.

El acto

Antes había hecho uso de la palabra la gobernadora de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, Fabiana Ríos, quien sostuvo que el sentido de este acto fue “mostrar nuestros conciudadanos y al mundo no renunciamos, reivindicamos nuestro derecho, y por eso estamos aquí, con el pueblo en la calle honrando a sus veteranos”.
Por su parte, el intendente de Ushuaia, Federico Sciurano, destacó la entrega de los veteranos héroes de Malvinas. “Comparado con lo que ellos han dado, es tan poco lo que se nos pide que hagamos: se nos pide que hagamos un aporte cotidiano en el lugar en que vivimos, que nos demos cuenta que el enemigo no está entre nosotros”, aseveró.
En tanto, el presidente de la Asociación Civil Centro de Ex Combatientes de Malvinas en Ushuaia, Ramón López, se dirigió especialmente a los habitantes de las islas: “contemplamos su idiosincrasia, pero nuestros derechos sobre las islas son irrenunciable”.
“Malvinas no es bandera de ningún sector o partido, es una causa nacional”, sentenció.
La presidenta arribó a la capital de Tierra del Fuego junto a la ministra de Defensa, Nilda Garré, y encabezó el acto en la Islas Malvinas junto a la gobernadora Fabiana Ríos, autoridades nacionales y provinciales, representantes de los Centros de ex combatientes de Ushuaia y Río Grande, y el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, brigadier general Jorge Chevalier, además de los jefes de las tres armas.
Más tarde tendrá lugar el concierto inaugural, “Homenaje a los Caídos en las Islas Malvinas”, de la VI Edición del Festival Internacional de Ushuaia.
El evento se hará en el Gimnasio Polideportivo Municipal y contará con la participación especial del solista Darío Volonté, quien entonará “Aurora”, además de composiciones clásicas.
Se presentará además la Orquesta Filarmónica de Ushuaia, dirigida por Jorge Uliarte, y el Coro Polifónico del Festival Internacional de Ushuaia, bajo la dirección de Pablo Dzodan.
Asimismo habrá un concierto en cooperación con el gobierno de Italia, en el que actuarán los solistas Tania Di Giorgio, Elisabetta Pallucchi, Paolo Macedonio y Giulio Boschetti.
Entre otros eventos habrá una muestra fotográfica del artista Juan Travnik, se inaugurará un museo con objetos de civiles residentes en Tierra del Fuego, y se realizará un foro de debate en Ushuaia y Río Grande acerca de la guerra de Malvinas.

Vigilia

La vigilia del 28 aniversario de la guerra de las islas Malvinas había comenzado esta madrugada en Ushuaia con un emotivo acto en el que se izó la bandera nacional, se entonó el himno nacional y el de Malvinas, hubo palabras de ex combatientes, y un concierto de David Lebón y músicos del Teatro Colón.
Desde ayer funciona en la plaza Islas Malvinas de Ushuaia una gran carpa con exposiciones de distintos organismos vinculados a las islas, pero los momentos más significativos se vivieron desde las 0 del viernes, cuando comenzaron los actos tradicionales.
La Gobernación de Tierra del Fuego aportó una nueva bandera de nueve metros de largo al Centro de Ex Combatientes de Malvinas Ushuaia, para el recambio en los primeros minutos del 2 de abril.
Luego de los himnos hizo un breve discurso el presidente del Centro de Veteranos local, Ramón López, quien destacó la visita de Cristina Fernández de Kirchner de este mediodía a Ushuaia, y la de decenas de familiares de caídos en la guerra de 1982.
Tras el acto el centro de la escena pasó a un escenario montado a metros del monumento a las islas, donde actuó el ex Seru Giran David Lebon, junto a 12 músicos de cámara del Teatro Colón.
Con instrumentos de música clásica, los músicos interpretaron una decena de temas de Lebón, quien además de saludar a los héroes de Malvinas, no perdió ocasión de remarcar el frío de la velada al aire libre, contra el que poco podía hacer su vestuario negro y una bufanda verde.
Luego actuaron grupos locales de folklore y danzas, para un público que si bien reducido, enfrentó con estoicismo la lluvia y las ráfagas gélidas de la cordillera y el canal de Beagle.

Fuente Sala de Prensa – Presidencia de la Nación