Amado Boudou ratificó ayer la concreción del canje de deuda pese al embargo dispuesto por el juez estadounidense Thomas Griesa sobre fondos del Banco Central e instó a los tenedores a ingresar a la operación.

Foto Telam

Además, manifestó su confianza en que los tribunales de segunda instancia de Estados Unidos “le darán la razón al Gobierno argentino“. Boudou formuló estas declaraciones a la prensa en Washington, tras arribar en la mañana de ayer, para reunirse con representantes del sector financiero, y participar de una serie de reuniones con ministros del Grupo de los 20 (G-20).

El titular del Palacio de Hacienda manifestó su confianza en que los tribunales de segunda instancia de los Estados Unidos “le darán la razón al Gobierno argentino” ante el embargo de fondos del Banco Central dispuestos por el juez Griesa, a pedido de un fondo buitre.
El ministro brindó una rueda de prensa en la capital estadounidense junto con el secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino, cuyo audio fue transmitido en forma directa en la Sala de Prensa de la cartera económica.
En Washington, Boudou mantuvo contactos con inversores internacionales, a quienes les ratificó el lanzamiento del canje de deuda.
El ministro llegó a Washington con un día de anticipación al inicio de la visita de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que comenzará hoy, para participar de la Cumbre sobre Seguridad Nuclear.
Ante una consulta de la prensa sobre una presentación de bonistas italianos ante el tribunal del CIADI (Banco Mundial) para litigar contra Argentina, Boudou dijo que esos inversores “se equivocaron antes, en el 2005, cuando no entraron al canje en una situación beneficiosa y ahora cometerán otro error si no ingresan a este canje”.
El funcionario dijo que “lo que se está analizando en el CIADI es si (estos bonistas) pueden o no presentarse ante el organismo para litigar contra Argentina. No creo que puedan tener entidad para litigar ante ese tribunal”.
Boudou consideró que “la solución a todos estos problemas es la realización del canje” el cual permitirá la normalización total de la deuda financiera del Gobierno con los privados.
El funcionario informó además que durante la mañana tomó contacto con los representantes argentinos ante el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial con vistas a delinear la propuesta que Argentina elevará a esos organismo, y al Grupo de los 20 (G-20) durante la reunión del primer semestre que se realizará del 22 al 25 de este mes.
Argentina reclama una acción mas solidaria de parte de esos organismos “y no bajen líneas de políticas de ajuste” como han hecho en estos últimos años.