Ganó 3 a 0 en la Avenida. Con un primer tiempo más que categórico el tatengue liquidó a quien hasta no hace mucho era el gran candidato al ascenso. Y volvió a prenderse en la pelea.

Foto Mauricio  Garin

Los goles fueron marcados por Saucedo de penal (a Guerra), Acosta de cabeza en el primer tiempo y Pratto cuando el partido se moría. Los sanjuaninos jugaron con 10 hombres medio tiempo. Con un excelente primer tiempo Unión volvió a la senda del triunfo, jugó mejor que su rival, marcó la diferencia y ahora se encamina nuevamente en su objetivo y sólo piensa en Olimpo, a quien enfrentará el próximo jueves para la TV.

Primera mitad

Los primeros minutos fueron favorables al tatengue. Un par de centros sirvieron para llevar peligro al arco sanjuanino.
Por el lado de la visita, hubo en su favor apenas un remate de afuera del área, de Torresi, que contuvo sin problemas Límia.
Pasados los primeros 20 minutos y cuando la pelota corría por el mediocampo sin rumbo cierto llegaron las emociones. Primero fue Pratto, quien entró sólo por la izquierda y enfrentó al arquero sanjuanino, pero no resolvió bien la puntada final. Unos minutos más tarde el árbitro Giannini no advirtió un patadón de Sánches a “Tarrito” Pérez que lo dejó tirado en el piso gritando de dolor.
Fue en el minuto 37 cuando luego de un forcejeo en el área sanjuanina cayó Guerra y llegó el penal para Unión, Saucedo lo cambió por gol provocando el delirio de su hinchada.
Luego llegó la expulsión de Galarza, había sido amonestado en la jugada del penal y tras una mano intencional Giannini comprendió que se merecía la segunda amarilla y la roja.
Pero quedaba una emoción antes del final de la primera etapa y llegó de la mano de Ricardo Acosta, quien luego de un pelotazo de mitad de cancha de Saucedo conectó un cabezazo recto al palo derecho del arquero, que nada pudo hacer para evitar la conquista tatengue.
Al término de la primera mitad muchos jugadores sanjuaninos fueron a increpar al árbitro, quien sacó a relucir amarillas por doquier.

Segunda mitad

Al comienzo del complemento se notaron los espacios en favor del local por el hombre de más que tenía Unión en la cancha. El tate tocó y tocó a gusto por todo el campo de juego, pero a pesar de manejar la pelota, fueron los sanjuaninos los que se arrimaron con mayor peligro al arco. Promediando esta etapa San Martín con 10 hombres estaba más cerca del empate que el tatengue del tercero.
Recién faltando 10 minutos Unión se acordó que tenía un hombre de más y fue a liquidar el partido. Primero lo tuvo el debutante tatengue Francisco Vazzoler, que estrelló un remate en el palo.
Un minuto mas tarde Pratto, quien a esta altura estaba muy agotado y dolorido, aprovechó una contra y con un remate preciso al palo más lejano de Pocrnjic liquidó el pleito. El ex Boca salió gritando eufórico e hizo recordar a muchos hinchas aquel gol “en una pata” del “Potro” Etchaniz.
Los últimos minutos sirvieron para que la hinchada tantengue muestre su felicidad con cánticos y con la esperanza de que el equipo pueda luchar por conseguir el tan ansiado ascenso. El “tatelón”, la gran bandera rojiblanca que había reaparecido ante Quilmes, subió y bajó varias veces, mientras los hinchas enloquecidos festejaban la goleada.
El saldo: volver a estar ahí de la promo a primera, la ratificación de lo buen jugador que parece ser Ricky Acosta, el temperamento y presencia del precoz Montero, la interesante novead de Vazzoler, las ganas y motivación de todo el equipo.