Varias hectáreas sembradas con lechuga resultaron dañadas y las pérdidas son importantes. Se dañó infraestructura. “Venimos desde diciembre tratando de recuperarnos“, dijo el titular de la Sociedad de Quinteros, Guillermo Beckmann.

Foto Amancio Alem

Como se puede observar en la imagen, el impacto en la producción fue importante. La lechuga se llevó la peor parte y ahora el consumidor tendrá que esperar verdura de otras provincias. También resultaron dañadas las mediasombras que se utilizan para la cobertura. Los quinteros de la zona reclaman asistencia oficial para recuperarse. Nuevamente el granizo afectó el denominado “cordón verde”, ubicado en distritos del norte de esta capital. El fenómeno de hoy se sumó al de ayer a la mañana, por lo que los daños generales recién se comenzaban a evaluar esta tarde.

No obstante, los primeros informes de la zona admiten severos perjuicios en verduras de hoja, principalmente lechuga, los que resultaron dañados por el granizo y la acumulación de agua posterior, dadas las lluvias que siguieron a la granizada.
A ello deben sumarse los daños en la infraestructura que se fue incorporando en los últimos años para sostener la productividad de las explotaciones. Esta mañana eran continuos los trabajos en las explotaciones para reponer mediasombras dañadas.
“El granizo, si bien no fue como el que cayó sobre algunas zonas del Gran Buenos Aires, se acumuló en diferentes sectores de la mediasombra y la derrumbó. Donde perforó la cubierta, se puede apreciar el daño ocasionado a los cultivos”, relató un trabajador ruralista mientras efectuaba los arreglos correspondientes.
La zona damnificada se ubica en jurisdicción de Recreo Sur, Monte Vera, Ángel Gallardo y el paraje Chaco Chico.
Muy cerca de la intersección de las rutas provinciales 2 y 5, donde se concentra la actividad hortícola, podían observarse esta mañana los daños en las plantaciones de lechuga que en pocos días más iban a ser cosechados.
La situación desanima a los productores, aunque muchos confían en una pronta recuperación.
“La siembra de campo se perdió toda, mientras que la cubierta con media sombra no sufrió tantos daños”, comentó a El Litoral el presidente de la Sociedad de Quinteros de Santa Fe, Guillermo Beckmann, quien recordó que vienen de soportar otros fenómenos parecidos en los últimos meses.
“Venimos desde diciembre intentando recomponer este sector. Había mucho entusiasmo, había mucha verdura de calidad y ahora de nuevo el escenario es complicado. La gente no quiere seguir más porque nuestros insumos son en dólares y los muchachos están desesperados”, sentenció Beckmann.
El quintero mantiene su confianza en el proyecto creado por el Ministerio de Agricultura de la Nación, que incluye el otorgamiento de créditos a los quinteros y pequeños productores, para la incorporación de tecnología y mediasombra para cubrir más cantidad de terreno y poder proteger la siembra en casos de malas condiciones climáticas.
En la costa
La granizada de ayer afectó también algunas zonas de la costa, desde Santa Rosa de Calchines hacia el norte.
Hubo perjuicios en algunas pocas hectáreas cultivadas con zanahoria y en plantaciones florales.
Esta madrugada hubo precipitaciones de regular milimetraje, que desmejoraron los caminos de acceso a las explotaciones.