Estas donaciones permiten satisfacer necesidades específicas, tales como los equipos informáticos que permitirán desarrollar una red interna de seguimiento de pacientes, patologías y la actualización de carpetas médicas, mobiliario en general como escritorios y sillas, o bancos de madera destinados al SAMCo y a dispensarios, por ejemplo.