|

Pálido empate de Colón en el Brigadier López

Foto gentileza Pablo Aguirre

El Sabalero empezó muy bien, pero se fue quedando y terminó jugando mal, con las mismas falencias del torneo pasado. Los goles los hizo Mauro Matos, uno en contra y otro a favor.
Colón empató 1 a 1 frente a All Boys en un partido correspondiente a la segunda fecha del torneo Apertura 2011, su primera presentación como local en el certamen.
Mauro Matos, primero en contra y luego a favor, marcó los goles de un partido flojo y equilibrado, al que el resultado le quedó muy bien.
Sin embargo, el comienzo de las acciones fueron muy auspiciosas para el Sabalero, que insinuó mucho más de lo que terminaría reflejando a lo largo de los 90 minutos. Varias llegadas de riesgo lo pusieron cerca del gol, que llegó a los 14’, justificadamente. Luego, su producción empezó a decaer y creció la visita, que emparejó las acciones y se llevó un merecido punto.
A los 10 segundos de partido Colón tuvo su primera situación: Moreno y Fabianesi metió un pelotazo a espaldas de la línea de defensores y el delantero uruguayo, en la primera pelota que tocó, casi convierte cuando quiso definir por encima del arquero que, atento, salió a cubrir bien los espacios.
El que lo tuvo a los 3’ fue All Boys, luego de un pase profundo en el que parecía que Garcé tenía controlada la situación, pero “canchereó” de más y un jugador rival metió un pase atrás antes que la pelota salga por línea de fondo, la bola le quedó a Matos de frente al arco y este “fusiló” a Pozo, que tapó el mano a mano de forma brillante.
A los 7’ nuevamente Chevantón, desde fuera del área, sacó un remate que obligó a Cambiasso a mandar la pelota al córner. A los 13’ el “Bichi” Fuertes hizo un tiro libre recto al arco desde 34 metros, sacó un violentísimo remate que fue directo a la posición de Cambiasso, que desvió la pelota al tiro de esquina.
Y a los 14’ llegó la apertura del marcador: Tomás Costa, desde la línea de fondo y como si fuera un córner, metió un centro pegado al primer palo, por donde entraban Fuertes y Chevantón, pero fue el delantero de All Boys, Mauro Matos, quien con el afán de despejar el peligro se anticipó y terminó cabeceando la pelota dentro de su propio arco.
A partir de esa ventaja, Colón dividió la tenencia de la pelota con los de Floresta, que casi no llegaron, mientras que el local se aproximó un par de veces con riesgo. Sin embargo, hubo que esperar hasta los 35’ para volver a contabilizar una situación clara de gol, que estuvo nuevamente en los pies de Chevantón, quien quedó mano a mano con Cambiasso que desvió el tiro del uruguayo.
Tres minutos después remató desviado Fuertes, aunque el histórico atacante rojinegro lo hizo casi sin ángulo.
No levantó
En el complemento el Sabalero comenzó con todo: una buena subida de Fuertes al minuto fue la primera aproximación seria y, al minuto y medio otra vez Chevantón estuvo muy cerca al rematar casi desde el borde del área chica, pero incómodo, luciéndose Cambiasso.
A los 7’ llegó All Boys, que casi alcanza el empate cuando, luego de un centro, Quiroga metió un tremendo cabezazo que Pozo tapó y dio un rebote que el mismo defensor remató fuerte pero desviado.
A pesar del buen comienzo, enseguida la visita se hizo dueña del trámite del encuentro, mientras que el rojinegro se plantó para llegar de contra. Y así fue como tuvo una inmejorable situación, cuando Fuertes recorrió algunos metros con pelota dominada, ingresó al área y definió mano a mano con Cambiasso, que volvió a imponerse para evitar la caída de su valla.
Pero el encuentro era sumamente parejo y cualquiera estaba en condiciones de marcar, y fue el equipo de Romero el que llegó a la igualdad, a los 29’, mediante Matos, que tras una serie de rebotes en el área definió muy bien ante la salida de Pozo para poner el 1 a 1.
Así terminaría el encuentro, con una igualdad justificada. Si bien Colón fue el que más situaciones de gol tuvo, lejos se mostró de ser un claro dominador del encuentro, salvo por aquellos 15 minutos iniciales. Careció de ideas para atacar y, cuando no tuvo la pelota y y debió dedicarse a defender, la última línea mostró falencias.
En definitiva, con comienzo auspicioso y un final que dejó abiertos los mismos interrogantes que genera este equipo desde hace ya un tiempo.

Fuente El Litoral

blog comments powered by Disqus